70 plaguicidas en el Mar Menor

Alertan de que los sistemas actuales control son ineficaces

Una imagen de la manga del Mar Menor
Una imagen de la manga del Mar Menor

Científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han llevado a cabo un seguimiento de la entrada de contaminantes orgánicos al Mar Menor (Murcia), a través de su rambla principal, y han demostrado que las concentraciones de algunos contaminantes varían hasta un orden de magnitud en el mismo día.

Esto demuestra que los muestreos puntuales que se están llevando a cabo hasta la fecha para controlar este problema son ineficaces.

El equipo de contaminación marina del Centro Oceanográfico de Murcia del IEO ha aracterizado la entrada de contaminantes orgánicos, fundamentalmente plaguicidas, a través de la principal rambla que llega al Mar Menor: la rambla de El Albujón.

En este estudio, publicado recientemente en la revista Chemosphere, se ha constatado la gran variabilidad diaria y estacional de la concentración de contaminantes en este tipo de sistemas litorales, con variaciones de concentración y flujo para un determinado contaminante que pueden superar un orden de magnitud en un mismo día, según informa el IEO en una nota de prensa.

El hecho de que la llegada de plaguicidas varíe tanto hace que, según este organismo, un muestreo puntual en este tipo de sistemas no sea representativo, requiriéndose muestreos exhaustivos o la utilización de algún sistema de integración de la contaminación para conseguirlo.

Los análisis se han realizado aplicando la extracción con barras magnéticas polimerizadas y cromatografía líquida acoplada a la espectrometría de masas, que es un método específico y sensible que permite detectar compuestos a muy bajas concentraciones.

Con esta técnica se han detectado 70 contaminantes de distinta naturaleza en la rambla de El Albujón, incluyendo pesticidas organofosforados y organoclorados, triazinas, bifenilos policlorados o hidrocarburos aromáticos policíclicos, entre otros; predominando los insecticidas durante el verano y los herbicidas durante el invierno.

También se ha constatado la importancia que tiene la carga contaminante que las riadas hacen llegar a la costa mediterránea, siendo superior en muchos casos al total anual que accede a través de las escorrentías superficiales.