Añaden nanobots al cemento para contaminar menos

Vía cuarzo y modificación a escala nano-métrica, provocan una reacción química cuando entra en contacto con la luz solar, la cual desvincula los agentes contaminantes

El nuevo compuesto hace más ecológica la producción de cemento
El nuevo compuesto hace más ecológica la producción de cemento

La empresa mexicana Concreto Poliamídico LuminaKret innovó en el mundo de la construcción al incorporar nano-bots (semiconductor metálico) al cemento o concreto hidráulico, los cuales al entrar en contacto con la luz solar provocan una reacción química que reduce el nivel de contaminación, calentamiento global y lluvia ácida en las grandes ciudades.

La adición de materiales nanométricos bidimensionales a la pre-mezcla del recién desarrollado concreto poliamídico logra desvincular elementos biológicos básicos, como el carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo, azufre y gases de efecto invernadero en un radio de 500 metros, detalló Jesús Cervantes Herrera, director de la compañía mexicana localizada en Baja California.

“Al implementar la degradación permanente de los óxidos de nitrógeno, azufre y carbono se desvinculan de manera natural los componentes de la contaminación mediante un semiconductor metálico (nanobots) que se activa únicamente por humedad, luz del sol o rayos ultravioleta”, explicó el arquitecto.

Para construir el concreto poliamídico, ingenieros y arquitectos de la compañía usaron el cuarzo, un mineral compuesto de sílice, y lo modificaron a escala nano-métrica, a fin de provocarle una reacción química al entrar en contacto con la luz solar, la cual desvincula los agentes contaminantes.

Otro beneficio de esta nueva clase de material hidráulico es que evita la proliferación de gases de efecto invernadero, al separar de manera natural los componentes orgánicos volátiles. Cuando entran en funcionamiento los nanobots estos disminuyen hasta el 60 por ciento de la contaminación ambiental, la niebla fotoquímica.

Además, incrementa la vida de las estructuras de cemento, ya que son hasta 200 por ciento más resistentes a la compresión y a la flexión, lo que mejora exponencialmente las características mecanodinámicas, tribológicas, reológicas, físicas, químicas y biológicas del concreto.

Otra innovación incluye la transmisión de internet a través del sílice, el cual es un elemento utilizado en la fibra óptica. Éste se modificó a nivel atómico a fin de permitir le emisión de la señal y distribuirla a través de toda la estructura del concreto.

“La idea es colocar pantallas dentro de la estructura del concreto a fin de reemplazar los cables de cobre que conducen electricidad por el uso de nanobots. Las primeras pruebas tuvieron éxito y constaron de 24 horas donde se evaluó la capacidad para atrapar y reproducir la señal del internet en los muros”, detalló Cervantes Herrera.

El arquitecto de agregó que ya cuenta con las solicitudes de patente de nanobots y concreto poliamídico, y una vez terminada su participación en el concurso para empresas verdes Cleantech Challenge 2015 tiene planeado asistir en diciembre próximo a la Cumbre de París 2015 sobre Cambio Climático, con el propósito de dar a conocer su tecnología.

Más información en Dicyt