Mascotas obesas:kilos de vida sendentaria

El sobrepeso está creciendo más rápido entre los felinos que en los perros en los últimos cinco años

La sobrealimentación y el sedentarismo de los humanos ha llegado también a las mascotas. En Europa, se estima que más de la mitad de los perros tiene sobrepeso. En España, no existe ningún estudio al respecto, pero sí hay estimaciones. Según los datos facilitados en su día por Affinity, en España puede haber entre un 30 y un 35 por ciento de perros y entre un 20 y un 35 por ciento de gatos con sobrepeso. Es decir, entre 1,23 y 1,79 millones de perros y 40.000 y 1.120.000 gatos con esta patología.

Pero es en los felinos en los que el sobrepeso está creciendo a un ritmo vertiginoso. Un estudio americano, «Banfield State of Pet Health report», concluía que en los últimos cinco años el sobrepeso de los gatos ha aumentado en un 90 por ciento y en los perros en un 37 por ciento. En EE UU ya uno de cada 4 perros o gatos tiene sobrepeso o es obeso.

El problema es que son pocos los dueños que no quieren verlo. «Cuando ves a las mascotas y dices a los dueños que están gordos, ellos te suelen decir que no es así. Suele coincidir que las mascotas de dueños con sobrepeso acaben teniendo sobrepeso», aseguró ayer María Teresa Verde, de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza. Algo en lo que coinciden los expertos. Y que explica por qué en una encuesta realizada por Affinity Petcare, los veterinarios españoles considerasen la obesidad como la cuarta patología más frecuente en sus clínicas.

Y no es un asunto baladí. El sobrepeso conlleva problemas físicos, por lo que de entrada a las mascotas les cuesta caminar y sus patas se resienten por el exceso de kilos. Además, corren el riesgo de que puedan tener una diabetes y problemas respiratorios. A esta lista hay que sumar el riesgo quirúrgico y anestésico que supone someter a una cirugía a un animal obeso.

La escasa actividad física, la ingesta de un exceso de energía y el consumo diario de «golosinas» dadas como premio están detrás de este sobrepeso.

Pero también existen otros motivos que el dueño tiene que tener muy en cuenta para prevenir esta enfermedad. En el caso de los felinos, los machos tienden a engordar más que las hembras. En el caso de los perros, según informa Affinity Petcare en su portal, «las hembras son más propensas a padecer exceso de peso», y en concreto, las de algunas razas que podrían definirse más sedentarias».

A ello se suma que en los gatos castrados el riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad se multiplica por tres, respecto a los felinos que no lo están. Otros factores son la edad y la raza.

Algunas razas engordan más, es el caso de los cocker, labrador, cairn, terrier, west highland white terrier, caniche y teckel, según Affinity Petcare. En el caso de los gatos, son los mestizos los que muestran una mayor tendencia a sufrir sobrepeso, según estiman los veterinarios.

Para saber si su mascota está o no en su peso ideal, los expertos recomiendan palparles diferentes partes del cuerpo. Si no logra palpar las costillas de su animal de compañía o lo hace con cierta dificultad seguramente tendrá sobrepeso u obesidad. Pero más vale prevenir, máxime cuando en las primeras fases de la enfermedad es difícil apreciar el aumento de peso, por lo que ante la duda pregunte al veterinario, el especialista le dirá si tiene que cambiarle de dieta y le recomendará ejercicios o juegos.