Ninguna funeraria ni mezquita quiere hacerse cargo del entierro del suicida de Manchester

El cadáver se encuentra detenido en un depósito forense de la ciudad esperando a ser enterrado

Salman Abedi la noche en la que perpetró el ataque
Salman Abedi la noche en la que perpetró el ataque

El cadáver se encuentra detenido en un depósito forense de la ciudad esperando a ser enterrado

Tras el atentado suicida de Manchester en el que perdieron la vida 22 personas durante un concierto de Ariana Grande, ningún servicio funerario, ni las mezquitas de la ciudad quieren hacerse cargo del cadáver del terrorista que perpetró el ataque, Salman Abedi.

El cadáver del yihadista se encuentra detenido en un depósito forense de las afueras de la ciudad, según informan los medios locales, esperando a que se encarguen de él.

El caso del cadáver es similar al de un asesino que murió a principios de mes y nadie en todo el país británico decidió ocuparse del cuerpo al saberse que sus cenizas se esparcirían en Glasgow, Escocia.

Al no haber nadie que quiera responsabilizarse del cuerpo de Abedi, la decisión final será tomada bajo la supervisión de un forense, aunque lo que es seguro es que en ningún momento se mantendrá en el mismo lugar en el que están las 22 víctimas a las que asesinó.

Por otra parte, la familia del terrorista tampoco puede hacerse cargo del cuerpo al encontrarse todos en Libia.