Ola de calor: La "africanización"de Europa

La ola de calor que afecta a gran parte de Europa, seguirá elevando las temperaturas hasta llegar a los 44 grados en algunas zonas de la península.

El intenso calor de los últimas horas se agudizará en intensidad y extensión geográfica a partir de mañana. Efe
El intenso calor de los últimas horas se agudizará en intensidad y extensión geográfica a partir de mañana. Efe

La ola de calor que afecta a gran parte de Europa, seguirá elevando las temperaturas hasta llegar a los 44 grados en algunas zonas de la península.

El día de ayer comenzaba una ola de calor que nos acompañará, según prevé la Agencia Estatal de Meteorología, hasta los primeros días de julio. Las temperaturas de algunas zonas del suereste francés y del centro y nordeste ibérico, llegarán a equipararse a temperaturas del continente africano como pueden ser los 41 grados que se alcanzarán en zonas de Mauritania. ¿Se imaginan vivir en regiones de España con temperaturas próximas a las que actualmente se dan en zonas desérticas? Nos encontramos ante el perfecto escenario para disparar la mortalidad con golpes de calor y una dificultad para conciliar el sueño digna de las más audaces gestas. De ahí que las autoridades aconsejan evitar las horas centrales del día y cuidar la hidratación.

¿A qué se debe esta canícula? A la gran masa de aire tropical continental proveniente del Sáhara que está arrastrando el calor seco con polvo en suspensión hacia la Península Ibérica y parte de Europa. Además, junto con la fuerte insolación propia de estas fechas, se dará lugar a un largo periodo en el que las temperaturas alcanzarán valores significativamente altos. Esta ola de calor será extraordinaria en cuanto a las zonas y a la duración, ya que el flujo ondulado de la circulación del hemisferio y la dificultad que conlleva mover este tipo de masa, favorecerá su propagación por prácticamente todo el territorio europeo así como su persistencia. La angustiosa situación en España se irá acrecentando con el paso de los días. Córdoba, Granada, Jaén, Huesca, Teruel, Zaragoza, Ciudad Real, Toledo, Ávila, Badajoz, Cáceres, La Rioja y Madrid serán las zonas más calurosas de la península.

Infierno en Francia e Italia

La situación en Europa será prácticamente la misma que en España, excepto el Reino Unido, donde no subirán los termómetros hasta el sábado. Las zonas más acusadas serán Bélgica, Suiza, Italia (que espera sufrir valores récord que no se registraban desde hace más de un siglo), Alemania y especialmente Francia, donde las máximas en zonas del sureste del país superarán los 40º. El país galo teme revivir los hechos ocurridos en 2003 donde, en tan solo dos semanas, 15.000 personas perdieron la vida debido a una gran ola que devastó el país. La cifra de mortalidad en ese año fue la mayor registrada hasta el momento. Se han creado habitaciones de enfriamiento y se reparten botellas de agua en las paradas de metro y autobús para tratar de frenar el caluroso momento al que nos enfrentamos.

Aunque se tiene previsto que la ola finalice el lunes 1 de julio, expertos en el tema advierten de que la situación podría alargarse durante varios días más, aunque las temperaturas irán disminuyendo gradualmente en todas las regiones.