Actualidad

Pensionistas británicos siembran el caos en Benidorm con sexo, drogas y alcohol

Un balneario de Costa Blanca se ha vuelto a poner de moda gracias a esta generación.

Pensionistas británicos están sembrando el caos en la ciudad de Benidorm, Alicante, con sexo, alcohol y drogas en los clubs de alterne de la ciudad.

Publicidad

Benidorm es una de las ciudades que más fama tiene en España por sus fiestas, sobre todo entre los turistas. Los vecinos de Benidorm denuncian las constantes fiestas de los turistas británicos en los clubs de alterne con sexo, drogas y alcohol. Pero no solo es una moda que está en los turistas jóvenes, sino que los pensionistas también se han unido a ellos, según indica Mirror.

Un balneario de la Costa Blanca que fue muy popular durante la época de la generación que disfrutó de las vacaciones de la marca de viajes Club 18-30, entre los años 70 y 80, en la ciudad alicantina se ha vuelto a poner de moda gracias a ellos. Estos pensionistas han querido revivir sus tiempos y hacer aquello que hacían cuando eran jóvenes y se han unido a la generación de jóvenes que ahora también disfruta de las vacaciones en Benidorm.

Según el mismo diario, los clubs de alterne se llenan de drogas y prostitución, incluyendo sexo en vivo y la gran demanda de alcohol debido a estos británicos. Alargan su horario de apertura hasta altas horas de la madrugada y algunos tienen entrada gratuita, lo que anima a estos turistas a entrar y pasar aquí la noche. Además, la cocaína, el éxtasis y la marihuana se ofrecen durante todo el día y no es inusual que se les ofrezcan drogas durante el almuerzo en el balneario o simplemente mientras caminan por el paseo marítimo.

Un turismo que hunde la imagen de Benidorm, debido a que es constante ver imágenes de personas completamente ebrias. Algunos vecinos de la zona califican esta situación como indignantes.

Publicidad