¿Quién es Ernesto Colman, el dueño de Vitaldent?

Su fortuna estaba valorada en 2009 en 600 millones de euros y disponía de cientos de propiedades inmobiliarias

Ernesto Colman, en una imagen de 2013.
Ernesto Colman, en una imagen de 2013.

Ernesto Colman es el propietario de Vitaldent, la franquicia de clínicas dentales que se ha visto inmersa hoy en una operación policial que ha puesto a este uruguayo (Montevideo, 1961) en boca de todos. Apodado el 'McDentist' por la revista Time, ha sido detenido hoy, junto a varios directivos, acusado de dirigir una trama, calificada de 'organización criminal' por la fiscalía, que ha defraudado en torno a 10 millones de euros.

El modus operandi de este empresario de 55 años consistía en exigir a sus franquiciados parte del pago en negro, para posteriormente sacar el dinero de España e invertirlo en propiedades como un avión, valorado en un millón de euros, decenas de coches y fincas, bienes que han sido incautados por la Policía en el marco de la 'operación Topolino'.

El uruguayo, protésico dental y padre de cuatro hijos, llegó a España en el año 1989 y muy pronto, en 1990, creó su primera clínica dental en la calle de Rafael Calvo, en el madrileño distrito de Chamberí. Un año después arrancaba la historia de Vitaldent, un imperio empresarial, con sede en Las Rozas (Madrid).

En el año 2007, Colman pasó a un segundo plano, al menos en apariencia, y delegó sus funciones en Vitaldent a Gert Jan Pauli, quien frenó la rápida expansión de la compañía y trató de mejorar la forma de trabajar de la empresa y de mantener unas mejores relaciones con los franquiciados, piezas claves en el rápido crecimiento de la compañía.

Ya en 2012 el Consejo General de Dentistas denunció una campaña publicitaria emitida por la entidad que calificaron de "denigrante para la profesión"y que podría "resultar engañosa"además de ofrecer según el Colegio de Odontólogos de Valencia y la asociación de consumidores FACUA, "tintes xenófobos".

A Colman la revista Forbes le estimaba en 2009 una fortuna de unos 600 millones de euros. Cuenta además con un amplio patrimonio de propiedades, entre ellas varias viviendas y hasta un centenar de fincas rústicas. Destacan un palacete en Asturias o un piso en Manhattan, el corazón de las finanzas neoyorquino.

En el marco de la 'operación Topolino' desarrollada por la UDEF de la Policía Nacional se ha decretado la prohibición de disponer sobre 124 fincas repartidas por toda España, 36 vehículos a motor, varios de alta gama, y un avión valorado en un millón de euros.

También está previsto el bloqueo de los saldos de las personas físicas y jurídicas objeto de investigación, repartidos en 25 entidades financieras, así como el bloqueo de los activos financieros de dos SICAV por importe de 5 millones de euros, y la prohibición de disponer de otras 103 fincas rústicas.

Su actividad ilícita les permitía otros lujos, como disponer de caballos como los que han encontrado los investigadores en una finca de Villacastín (Segovia).

Los arrestados habían formado dentro de la estructura empresarial un grupo organizado diseñado específicamente para eludir el pago de impuestos e ingresaban en cuentas bancarias de esos días países los beneficios de la actividad.