Rajoy admite puntos controvertidos en la reforma del aborto

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha admitido hoy que en la reforma de la ley del aborto hay algunos puntos que son "controvertidos", que serán sometidos a debate durante la tramitación de este asunto "enormemente sensible".

En la primera sesión de control al Gobierno del año en el Congreso, Rajoy ha respondido de esta manera a la diputada del BNG Olaia Fernández Davila quien le ha preguntado si va a retirar el anteproyecto de la ley ante el malestar social generado.

Rajoy ha señalado que el proyecto aún no está en las Cortes, por lo que "no es fácil retirarlo"y ha recordado que como todo anteproyecto lleva una tramitación, que en este momento se encuentra en la fase de consulta a los órganos competentes para ello.

Ha recordado que la reforma de la ley estaba en el programa electoral del PP, al contrario, ha dicho, de lo que hizo el PSOE, que elaboró la actual ley "apartándose de la doctrina del Tribunal Constitucional y actuando de forma unilateral".

"Hay algunos puntos que, sin duda, son controvertidos y se someterán a debate", ha resaltado el jefe del Ejecutivo, quien ha agregado que el aborto es "un tema enormemente sensible"y "con esa sensibilidad y delicadeza"es con la que, a su juicio, debe tratarse.

Ha opinado que no se trata de buscar una legislación acorde con los principios personales o individuales de ninguna persona y de ningún sector, sino en consonancia con la doctrina del Constitucional, "respetuosa con los derechos de todos"y que valga para la mayoría de la sociedad.

"Esa es la voluntad del Gobierno", ha sentenciado Rajoy.

La diputada del BNG ha destacado que el PP también llevaba en su programa electoral crear tres millones de puestos de trabajo y lo que ha hecho el Gobierno ha sido destruir un millón.

Le ha acusado de "pisotear"los derechos de las mujeres y de negarles el derechos a tener responsabilidad.