Las madres obesas suelen calmar a sus bebés con la televisión

Las madres obesas son más propensas a calmar y entretener a sus bebés con los programas de la televisión, especialmente cuando éstos están irritados, un hecho que ayudaría a explicar el aumento de casos de obesidad y sedentarismo, según un estudio publicado en 'Pediatrics'.

La nutricionista Margaret E. Bentley, de la Universidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) y su equipo observaron a 217 madres y bebés de raza negra que vivían en el centro de Carolina del Norte con pocos recursos económicos. De esta manera, visitaron a las madres y los bebés en sus casas a los 3, 6, 9, 12 y 18 meses de edad para comprobar su exposición a la televisión, y el comportamiento de los niños.

Asimismo, les preguntaron con qué frecuencia veían la televisión; si el aparato se encontraba en el dormitorio del niño o si estaba encendido durante las comidas. Los investigadores también entrevistaron a las madres acerca de cómo percibían el estado de ánimo, la actividad y el nerviosismo de los niños.

Tras ello, comprobaron que las madres que eran obesas veían mucha televisión y, en el caso de que su hijo tuviese un comportamiento irritable, les encendían el televisor. A los 12 meses, casi el 40 por ciento de los niños estaba expuestos a más de 3 horas diarias de televisión.

Además, en los hogares en los que las madres no habían recibido estudios secundarios, los niños solían ver la televisión comiendo. "La alimentación de los niños frente al televisor puede limitar la capacidad de respuesta de una madre en términos de observar las señales del niños cuando ya no tiene hambre", ha puntualizado Bentley.