El 40% de médicos de Primaria desconoce el chikungunya

Un hombre de 60 años de Gandía, primer caso autóctono en España. El mosquito tigre se ha instalado en todo el Levante

El mosquito tigre mide 5 milímetros, es negro con rayas blancas, vive en zonas con agua, pica sólo de día y su aguijón puede atravesar la ropa
El mosquito tigre mide 5 milímetros, es negro con rayas blancas, vive en zonas con agua, pica sólo de día y su aguijón puede atravesar la ropa

Un hombre de 60 años de Gandía, primer caso autóctono en España. El mosquito tigre se ha instalado en todo el Levante

Un hombre de 60 años de Gandía (Valencia) ha sido el primer caso autóctono del virus del chikungunya que se registra en nuestro país, como confirma la Consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana. El hombre empezó a desarrollar los síntomas –fiebre alta súbita, dolores musculares y articulares generalizados y erupción cutánea, entre otros– el pasado 7 de julio cuando viajaba por Francia. Como explica el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC), «su contagio tuvo que producirse en España por su corta estancia en la localidad gala de Hérault y el hecho de que en este distrito francés no se haya dado ningún caso endémico en 2015». Y es que la incubación en el ser humano dura entre tres y siete días después de la picadura de un mosquito infectado. Desde la Comunidad Valenciana resaltan que el hombre ya se encuentra en casa, totalmente recuperado y que «no se ha registrado ningún caso más».

De acuerdo con los datos del Ministerio de Sanidad, a fecha de 12 de julio se habían diagnosticado en nuestro país 86 casos de esta enfermedad. Eso sí, todos ellos casos importados, en pacientes que se habían contagiado en países donde la enfermedad es endémica y que habían desarrollado los síntomas a la vuelta. Y es que en Colombia, por ejemplo, ya se han contabilizado más de 700.000 casos desde que se inició la epidemia a finales de 2013.

Es por estos contagios importados por los que desde el Ministerio de Sanidad se están reforzando las medidas de control y la insistencia en que los viajeros tomen todas las precauciones necesarias para que no contraigan ninguna enfermedad fuera de nuestras fronteras. En lo que respecta al control dentro de la Península, Sanidad está trabajando mano a mano con los médicos de Atención Primaria para desarrollar un protocolo común para que los médicos que atiendan este tipo de casos puedan identificarlos rápidamente. Como ha podido saber LA RAZÓN, la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) trabaja codo con codo con el Ministerio para poder contar con un protocolo unificado para todas las comunidades autónomas y que sirva de guía para todos los profesionales, ya que en algunas comunidades ya se han puesto en marcha planes, pero aún no se han unificado criterios. Como explica Manuel Linares, del Grupo de Enfermedades Infecciosas de Semergen, «el chikungunya es una enfermedad emergente y con el aumento de los viajes internacionales cada vez será más común, por eso tenemos que ser capaces de detectarla cuanto antes». Y es que el 40 por ciento de los médicos de Primaria no conocen esta enfermedad que llega, principalmente, de Suramérica, aunque su origen es africano. Buscan formar a los médicos para que sean capaces de detectar rápidamente los casos, sobre todo en la zona del Levante español, donde el mosquito tigre se ha instalado. Y es que si se detecta rápidamente la patología, «podremos derivar mejor a unidades específicas y controlar que no se expanda», así como agilizar las pruebas diagnósticas –análisis de sangre– y aislar «entomológicamente» –evitar que le pique ningún mosquito que pueda transmitirlo a otra persona– al infectado.

Los entomólogos que están a la caza del mosquito tigre (Aedes albopictus) han determinado que «se encuentra desde Gerona hasta Murcia, aunque también se han detectado casos en Málaga y alguno en el País Vasco», apunta la entomóloga Rosario Molero, de la Fundación IO. «Este mosquito se mueve muy rápido y sólo se puede prevenir evitando los criaderos, que es en lo que ya se está trabajando», añade.