Sorprendentes imprudencias al volante

La Dirección General de Tráfico ha elaborado una nueva lista con los tramos más peligrosos de las carreteras secundarias. En total son mil trescientos, y en todos ellos se van a reforzar los controles para evitar las imprudencias que los helicópteros de la DGT han grabado recientemente. Entre ellas vemos cosas sorprendentes como un conductor que tiene hambre se pone a comer un enorme bocadillo que sujeta con las dos manos. El volante va solo. Otro va a 10 por hora y con la puerta abierta. ¿Por qué? Es un misterio. Otro conductor es pillado con un perro en su regazo que apenas le deja ver la carrtera.

El peligro es evidente pero hay quien no tiene sentido alguno del riesgo. Como algunos motoristas. En esta ocasión, uno de ellos adelanta en raya continua a hasta 8 coches de una tacada. También están los conductores oficinistas. Los que hacen cuentas, escriben y leen pedidos. Nunca pensamos que al leer un mensaje o al dejar de mirar la carretera puede pasar que nos encontremos con un coche que hace un giro indebido. Y lo que era una simple infracción acaba en accidente mortal. En 2015, 913 personas fallecieron en vías secundarias. La DGT ha incrementado la vigilancia en 1.300 tramos y sólo por eso se han salvado 35 vidas.