«Superperros» por un proceso de modificación genética

Investigadores chinos crean beagles extramusculosos al gusto de los dueños

Dos perros beagle, raza que han manipulado genéticamente
Dos perros beagle, raza que han manipulado genéticamente

Científicos de China han llevado a cabo un experimento de modifición genética en la raza de perros beagle. El fin de esta investigación es conseguir canes con el doble de masa muscular, para lo cual se ha procedido al borrado de un gen concreto (miostatina), según informa el Instituto Tecnológico de Massachusetts (EE UU) a «The Independent». El fruto de este experimento han sido dos cachorros beagles modificados genéticamente a los que han llamado Hércules y Tiangou y que se han convertido en dos mascotas extramusculosas. Los investigadores confían en que estos «superperros» puedan correr más rápido, lo que favorece la caza y su empleo por Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Pero ¿es realmente necesaria toda esta ingeniería genética?

Carmen Méndez, presidenta de la Asociación de Defensa de los Derechosde los Animales (ADDA), se posiciona totalmente en contra de este tipo de prácticas de manipulación genética en animales, ya que en su opinión, «atentan contra las claves de la vida». «Los científicos siempre quieren especular con la vida y el dominio de las especies», afirma. Y es que los beagle son una raza muy utilizada en experimentación y debido a su caracter dócil muchas empresas los emplean para desarrollar sus investigaciones. La presidenta de ADDA asegura que los científicos siempre alegan que este tipo de prácticas se llevan a cabo para conseguir fortalecer a la raza y avanzar en el análisis y tratamiento de enfermedades, cuando, según ella, no es así: «Son cortinas de humo que utilizan para justificar un proyecto que no tiene sentido ético ni moral. No se puede justificar por esa vía».

Su asociación, como tantas otras, está en contra de la selección de raza, considera que este tipo de perros tienen taras genéticas debido a la endogamia que se produce para conseguir fijar los aspectos de una raza. Hay que recordar que uno de los fines de la modificación genética en beagles, según el equipo de científicos, es «mejorar» la raza. «Los científicos hacen sufrir a los animales directa o indirectamente para llevar a cabo estas modificaciones genéticas», recuerda Méndez.

La experiencia del criador de beagles

José Antonio Sánchez es el responsable del criadero de beagles Dexaraiz, en Cáceres. Tras 20 años dedicándose a su cría en exclusiva, el criador asegura que «en absoluto es necesaria» la modificación genética en esta raza, ya que es «completísima» y estos perros valen para todo. «Cada día estoy más contento con ellos», comenta orgulloso. En su opinión es una raza muy buena que no necesita someterse a experimentos para reforzar sus características físicas. «Yo sólo trabajo mejorando cada día el carácter de los perros para que sean más nobles y menos cabezones», concluye el responsable del criadero Dexaraiz.