Google se resiste a olvidar al monstruo del lago Ness

Los fans del legendario monstruo del lago Ness han tenido estos días una mala noticia: por primera vez desde 1925 ha transcurrido un año completo sin que nadie asegure haber visto una pista de esta legendaria criatura a quien muchos sitúan bajo las aguas de este lago escocés.

Quizás por eso, para mantener viva la leyenda, o para burlarse de ella, Google ha recurrido este martes a un inusual doodle, el dibujo que preside su página de inicio. Cada vez que el internauta se conecta al buscador aparece, en lugar de las habituales letras con el nombre de la empresa, un pequeño dibujo interactivo que muestra la cabeza y el cuello de la bestia por encima del agua.

La novedad, sin embargo, está bajo el agua, ya que al pinchar en el play aparecen tres criaturas extraterrestres de ojos saltones que son quienes en realidad, desde las tripas del monstruo, le hacen moverse.

El doodle temático de Google es una tradición con la que el buscador quiere recordar alguna efeméride importante, por lo que el motivo elegido esta vez es especialmente llamativo.