Google se vuelve más «racional» en sus resultados

El cambio en su algoritmo trata de entender los significados y las relaciones entre palabras y conceptos, y afina aún más su nivel de predicción.

El algoritmo por el que el célebre buscador ofrece sus resultados cuando realizamos una consulta es un factor determinante para el mercado digital. Las reglas por las que Google muestra unos resultados y no otros son para los negocios en Internet una ciencia a dominar obligatoriamente si quieren tener éxito.

El último cambio emprendido por el buscador y que ha bautizado como "Hummingbird"(en español, Colibrí) pretende ajustarse de forma más "natural"a los nuevos hábitos de los internautas, que pasan ya inevitablemente por las redes sociales, que han adquirido especial relevancia.

El motor de búsqueda pretende entender mejor la relación entre conceptos y no sólo entre palabras clave individuales.

Se mantienen los clásicos factores de relevancia, un amalgama de más de 200 parámetros: los enlaces entrantes desde otras páginas, la calidad a ojos de Google y las palabras empleadas van conformando los "votos"que acaban por determinar los listados que nos encontramos al hacer una búsqueda.