Un policía salva la vida a su vecino tras realizarle durante más de 20 minutos maniobras de RCP

El agente sacó al hombre hasta seis veces de parada cardiorrespiratoria y su actuación evitó posibles daños neurológicos

Una reanimación cardiopulmonar
Una reanimación cardiopulmonar

El agente sacó al hombre hasta seis veces de parada cardiorrespiratoria y su actuación evitó posibles daños neurológicos

Un policía ha salvado la vida a su vecino tras haberle realizado maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) durante 20 minutos. Cuando los servicios de emergencias acudieron al lugar de los hechos y, tras atender al hombre, explicaron al agente que había sacado a su vecino hasta en seis ocasiones de parada cardiorrespiratoria y que su rápida intervención había sido clave para poder salvar la vida del afectado así como posibles daños neurológicos.

Los hechos sucedieron en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, cuando el agente escuchó gritos de auxilio de la vecina del piso colindante al suyo. Se dirigió de inmediato al domicilio desde donde procedían las voces y llamó a la puerta. Su vecina, que estaba completamente alterada, le facilitó el acceso al tiempo que pedía auxilio, y le indicó donde se hallaba su marido. Inicialmente el policía comprobó que el afectado se hallaba en parada cardiorrespiratoria y avisó a los servicios de emergencia sanitaria.

Acto seguido inició una maniobra RCP hasta que consiguió que el afectado volviera a respirar. Hasta en seis ocasiones a lo largo de 20 minutos, tuvo que realizar maniobras de reanimación debido a que el enfermo volvía a entrar en parada. Cuando llegaron a la vivienda los servicios médicos de urgencia continuaron con las maniobras iniciadas por el agente e hicieron uso del desfibrilador para restablecer un ritmo cardiaco normal y proceder al traslado a un centro médico del aquejado.

Los servicios médicos de urgencia que atendieron al afectado indicaron al policía que su actuación había sido clave para evitar tanto su muerte como para evitar posibles daños neurológicos.