Un vecino molesto pudo envenenar a ocho perros

La Razón
La RazónLa Razón

Un vecino molesto podría ser el responsable del envenenamiento de ocho perros en la zona de Pla de l’Ametler, en la localidad gerundense de Banyoles, según ha explicado el alcalde de Banyles, Miquel Noguer, quien recalcó que la investigación sigue aún abierta.

«Parece que alguien enfadado con los perros o sus propietarios por cualquier motivo se ha tomado la Justicia por su mano en un espacio concreto, porque no ha pasado en otros puntos de la ciudad», declaró Noguer.

El alcalde de Banyoles explicó que los indicios apuntan en esa dirección, ya que «si fuera una gamberrada sería algo más genérico». Sin embargo, el peligro que se ha producido en una zona concreta ha desaparecido después de más de una semana sin nuevos casos de perros envenenados. Noguer quiso advertir que «nadie debe tomarse la justicia por su mano» y recuerda que envenenar a un animal «es un delito».

Por otro lado, puntualiza que todavía permanecen abiertos muchos de los interrogantes que se plantean en el caso. Uno de ellos sería la falta de rastro de veneno o algún tipo de producto nocivo para los animales en el parque público de esa zona de Banyoles. Noguer también considera la posibilidad de que los perros hubiesen ingerido alguna sustancia en una finca particular, ya que, como ha recordado, en la zona hay varios huertos y solares donde los perros podrían haberse intoxicado ingiriendo algún producto tóxico.

El alcalde ha querido apuntar que desde el Ayuntamiento se ha hecho «todo lo que se tenía que hacer» y ha explicado que la decisión de presentar denuncia la adoptará una vez finalice la investigación del caso.