Actualidad

Una App para el control de transmisores

Científicos españoles están desarrollando, en colaboración con Obra Social “La Caixa’’, un programa para ampliar las prestaciones de Mosquito Alert

Con la globalización y el cambio climático, todo apunta a que en los próximos años el fenómeno de contagio de enfermedades a través de mosquitos transmisores irá en aumento. Por ello es necesario trabajar en la prevención de este problema. En este sentido, hace ya un par de años se puso en marcha Mosquito Alert, una herramienta preventiva basada en la ciencia ciudadana y el potencial comunicativo de las nuevas tecnologías para controlar y erradicar la presencia de nuevos mosquitos transmisores. El funcionamiento es el siguiente: cualquier ciudadano que detecte la presencia de un mosquito o de un punto de cría transmite esa información a través de la aplicación y, tras ser confirmada, ésta se publica en la App. Eso permite hacer alerta temprana para activar un protocolo de actuación. «Entre un 20% y un 30% de las actuaciones que lleva a cabo Salud Pública en este ámbito viene a partir de la información difundida por los ciudadanos a través de este mapa de Mosquito Alert», explica Frederic Bartumeus, investigador de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA), del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CEAB) del CSIC.

Publicidad

En definitiva, esta nueva herramienta «es un sistema de alerta temprana de la llegada de un mosquito, pero también es una herramienta de gestión diaria de la situación respecto a los que ya residen en nuestro territorio», comenta Bartumeus, quien señala que además es importante dar un paso más para «entender mejor esa foto que nos proporcionan los ciudadanos; se trataría de comprender mejor las interacciones reales entre los mosquitos y los humanos». «La idea –prosigue– es la de entender los datos ofrecidos por los ciudadanos y acoplarlos a la teoría epidemiológica para generar mapas de riesgo». Se trata de «sacar mayor rendimiento a esa información a nivel científico y ello podría incluso permitir generar un mapa en tiempo real», añade.

Así pues, el equipo liderado por Bartumeus está desarrollando ahora, con la colaboración de la Obra Social ‘‘la Caixa’’, el proyecto Big Mosquito Bites, con el que se pretende mejorar y ampliar las prestaciones de Mosquito Alert generando modelos que permitan prevenir y hacer una gestión más efectiva, así como mapear el riesgo en tiempo real. Para ello, en el análisis de los datos gestionados por Mosquito Alert se incorporarían otros datos de movilidad humana, censo de población, flujos de viajes... «Es necesario entender cómo incorporar esos datos, evaluar esas interacciones entre los humanos y los mosquitos y conocer cómo se mueven esos puntos calientes en el espacio y el tiempo», concluye.