Una madre y su hija mueren tras quedar atrapadas en una sauna

Al cerrar la puerta, se cayó el pomo y quedaron bloqueadas y sin posibilidad de escapar

Imagen de una sauna
Imagen de una sauna

Los cuerpos sin vida de las dos mujeres fueron encontrados por el dueño de la vivienda, amigo de las víctimas, que fue en su busca al sospechar que llevaban mucho tiempo dentro de la instalación.

Una mujer 65 años y su hija de 45 se encontraban en la fiesta que un amigo daba en su casa de Praga cuando decidieron hacer uso de la sauna que había en la vivienda. Nada más entrar, el tirador de la puerta se cayó al suelo y quedaron bloqueadas y aisladas. Las dos mujeres comenzaron a golpear el cristal de la puerta para poder escapar del calor extremo, pero no lo lograron. Pasados 90 minutos, el dueño de la casa, extrañado por la tardanza, acudió a buscarlas. Pero ya era demasiado tarde. Cuando abrió la sauna encontró los cuerpos sin vida de ambas mujeres.

Los servicios de emergencias acudieron al lugar de los hechos pero sólo pudieron certificar su muerte. La policía ha abierto una investigación, en la que la autopsia será clave para determinar las circunstancias exactas del suceso.