¿Puedo dañar mi móvil si lo uso mientras me ducho para escuchar música?

Algunos, incluso, optan por ver una serie o leer un libro mientras toman un baño

Para algunos resulta casi un ritual. Es poner un pie en la ducha y, casi de inmediato, comenzar a sonar su música favorita. Procede del móvil, el mismo terminal que otros utilizan para ver una serie o leer un libro mientras toman un baño. Esto que cualquiera ha realizado, al menos, una vez en su vida, puede acarrear uno, dos o varios sustillos. No sólo porque el dispositivo puede caerse agua, sino también porque puede verse afectado de otra forma.

La pregunta es sencilla: ¿puede el vapor acumulado acabar estropeando mi dispositivo? La respuesta, desgraciadamente, es sí. Incluso para quienes repliquen argumentando que los suyos son resistentes al agua. Es cierto que la mayoría de los smartphones cuentan con una certificación de resistencia al agua y al polvo (la IP68), que garantiza que estos aguantarán durante 30 minutos a 1,5 metros de profundidad. Por lo que estarían protegidos frente al vapor.

Sin embargo, es importante subrayar que este sistema no impide totalmente el acceso, sino que simplemente lo dificultad. Por eso, si usamos a menudo el terminar durante nuestras duchas, a la larga, comenzará a desarrollar problemas.

Tal y como recoge Andro4All, los lugares más expuestos son los que antes pueden sufrir daños. De ellos, los puertos de carga son, sin duda, los que mayor riesgo presentan. Pues, en ellos, pueden acumularse grandes cantidades de agua.

Si bien es cierto que resulta más complicado que ésta se extienda por el interior, también lo es que existe la posibilidad de que acabe dañando el micrófono, la cámara o la pantalla. Todo ello con independencia de que el móvil cuente con la mencionada certificación IP68. Aunque, eso sí, los que no la tengan correrán más peligro.

De ser así, ¿me cubre la garantía el estropicio? No, así como ningún otro daño causado por el agua. En ese sentido, por ejemplo, Apple recomienda en sus condiciones no "utilizar el iPhone en un sauna o un baño de vapor”, algo que también comparte Samsung: "Aunque sea resistente, no recomendamos mojar el dispositivo”.

Lo peor es que tampoco puedes hacer pasar este daño por cualquier otro, ya que los smartphones actuales cuentan con un indicador de contacto con líquidos (LCI). De tal modo que, si el circuito interno se ha visto dañado por culpa del agua, esta señal se volverá roja, impidiéndote engañar así al técnico de turno.