El 54% de los españoles votaría a Joe Biden como presidente de Estados Unidos

Las ‘fake news’ sobre los candidatos constituyen la mayor amenaza para el 35% de los internautas

El 54% de los españoles votaría a Joe Biden como presidente de Estados UnidosMIKE SEGARREUTERS

Este martes tendrán lugar las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Mientras tanto, el mundo observa desde hace semanas el desarrollo de la campaña electoral en medio de duras acusaciones cruzadas entre los candidatos, una fuerte tensión racial que en ocasiones ha derivado en disturbios, la guerra comercial con China, y la carrera en la vacuna contra el virus.

Ipsos ha llevado a cabo un estudio en 25 países para conocer la opinión global acerca de las elecciones estadounidenses, como ya hiciera en 2016. Según este estudio, más de la mitad de los españoles votaría a Joe Biden (54%), situándose por encima de la media global (48%), y sólo un 11% votaría por el candidato republicano, seis puntos por debajo de la media mundial (17%). A pesar de ello, el apoyo a Trump ha subido cinco puntos en España respecto a la intención de voto de 2016 (6%), mientras que en el caso demócrata, el apoyo de los españoles fue mayor cuando la candidata era Hillary Clinton, con un 62%.

A nivel global se repite este patrón, ya que el apoyo a Clinton fue 10 puntos superior que el actual a Biden (48%) en 2016, y Donald Trump sube cinco puntos con un apoyo este año del 17% de la población mundial. De los países encuestados, Suecia es con diferencia donde Biden cosecha más apoyos, con un 73% de sus ciudadanos favorables al candidato, seguido por Bélgica (63%) y Canadá (62%), mientras que los ciudadanos de Rusia, Polonia, y Turquía son los que más votarían a Trump, con un 27% de apoyo en los tres países.

Predicciones sobre el ganador

Ipsos ha querido averiguar también las expectativas que tienen los ciudadanos respecto a quién se sentará en el Despacho Oval durante los próximos cuatro años. Los resultados muestran que a pesar de que la mayoría de los países votarían a Biden, cuando les preguntan sobre qué candidato creen que saldrá elegido finalmente, la balanza pierde fuerza en el lado de Biden. Sólo el 17% de la población mundial votaría a Trump pero el 27% piensa que será el elegido, frente a un 48% que votaría a Biden y un 39% dice que será el ganador. En España, tan sólo un 39% de españoles cree que Biden ganará las elecciones, mientras que el 26% piensa que será la administración Trump quien renovará por otros cuatro años.

Este dato cobra sentido si tenemos en cuenta lo que ocurrió en las elecciones de 2016. Hace cuatro años, la opinión mundial era que Clinton ganaría las elecciones (68%), y tan solo un 15% creía que ganaría el candidato republicano. Es evidente que tras la sorpresa de lo que ocurrió entonces, la gente se incline más hacia que Trump será el vencedor a pesar de no ser el candidato al que votaran. Sólo 12 puntos separan a un candidato de otro cuando se les pregunta sobre quién creen que saldrá elegido, cuando en 2016 esa distancia era de 53 puntos.

Preocupación mundial por el auge de las ‘fake news’

De nuevo nos remitimos a los que sucedió en las elecciones de 2016 para entender los resultados del actual estudio. Existen una serie de amenazas que pueden impactar en los resultados de las elecciones de Estados Unidos: a nivel global, excluyendo a Estados Unidos, el 35% de la población considera las fake news sobre los candidatos el mayor riesgo percibido sobre los comicios estadounidenses; seguido por el fraude en el voto (22%) y por la compra de votos a través de sobornos (22%). El propio Estados Unidos es, con diferencia, el país más pesimista en este sentido, con sus ciudadanos percibiendo más riesgos que la media global, identificando las fake news como primera amenaza (45%), seguido por la destrucción de votos válidos (36%) y por el fraude en los votos (35%).

Ipsos también ha querido saber la percepción global de riesgos electorales de los ciudadanos para las próximas elecciones en sus propios países. Un tercio de los españoles cree que la desinformación a través de fake news supone una grave amenaza para las próximas elecciones en España, seguido por el riesgo de compra de votos (18%) y por el fraude en las votaciones (17%).