Historia

Apple: la manzana más famosa cumple 40 años

Jobs, durante la presentación del Iphone 4
Jobs, durante la presentación del Iphone 4

Lo tiene todo. El sueño de un loco, el carisma de un líder, una historia de película, un logo reconocible en todo el mundo. Una marca, en definitiva, la de la manzana mordida. El fruto del pecado más famoso para muchos, con el permiso, por supuesto, de Adán y Eva. Y de Blancanieves. Es Apple y está de aniversario. Este viernes cumple 40 años.

El 1 de abril de 1976, Steve Jobbs y Steve Wozniak, dos amigos de la adolescencia, crearon Apple Computer junto a un tercer «loco emprendedor», Ronald Wayne, a través de un contrato que, por cierto, se subastaría tres décadas después por una auténtica fortuna.

Los tres compartían el convencimiento de que, tarde o temprano, todo el mundo necesitaría tener un ordenador en su casa, y así nació Apple I, una computadora hecha a mano de la que se lanzaron 200 copias.

Por aquel entonces, Jobs tenía un envidiable tupé y la informática no era, ni mucho menos, lo que hoy es. A esta primera versión, y ya con la inyección de dinero necesaria, le sucedió un modelo mucho más reconocible, el Apple II, con el que Jobs y compañía se lanzaron en serio a la producción en masa de ordenadores.

El salto cualitativo, no obstante, llegó con la aparición del Macintosh, en 1984, una auténtica revolución que colocó a la marca en disposición de competir -y derrotar- a cualquier competidor. Y, a partir de ahí, la historia conocida por todos. Tras algunos pasos atrás y hacia adelante (Apple III, Apple Lisa), la compañía da en el clavo colocando la «I» delante de casi todos sus nuevos lanzamientos. Llegan el Ipod, el IPad y, por supuesto, el Iphone, del que se barrunta ya estos días como su será su versión 7.

Desde ese momento, cada presentación, cada nuevo lanzamiento, es todo un acontecimiento, especialmente gracias al magnetismo que desprendía el fallecido Jobs.

Embarcada ahora en su guerra con el FBI a cuenta del móvil utilizado en los atentados de San Bernardino, centrada en contener la pujanza de competidores como Samsung, la compañía basa su éxito en seguir siendo el primero en golpear.

Larga vida, por el momento, a la manzana de Apple.