Descubre 7 trucos para sacar partido a la cámara de tu móvil

Esta lista de consejos te ayudarán a capturar tus momentos como un verdadero profesional.

Para inmortalizar cualquier momento no necesitamos nada más que nuestro teléfono móvil.
Para inmortalizar cualquier momento no necesitamos nada más que nuestro teléfono móvil.

Esta lista de consejos te ayudarán a capturar tus momentos como un verdadero profesional.

Lejos quedaron aquellos días en los que cargar con una pesada cámara fotográfica. Realmente, lejos quedaron los de cargar con cualquier tipo de cámara, la verdad. Hoy en día, para inmortalizar cualquier momento no necesitamos nada que no llevemos en nuestro bolsillo: el teléfono móvil. El mismo con el que navegamos por Internet, nos comunicamos o reservamos mesa en un restaurante.

Estos pequeños dispositivos se han convertido en indispensables en nuestra vida. Son la perfecta herramienta con la podemos desde preparar un plato estrella, medir y controlar nuestro entrenamiento deportivo o convertirnos, de la noche a la mañana, en fotógrafos profesionales.

Por ello, la cámara se ha convertido en uno de los elementos de deseo a la hora de elegir un teléfono móvil. Los fabricantes lo saben y, sin duda, se esfuerzan por ofrecer la más preparada: más píxeles, mejor resolución, funcionalidades sin límite...

Para ayudarte a sacar el mayor partido a la cámara de tu dispositivo, Neffos, te ofrece una lista de consejos para capturar tus momentos como un verdadero profesional:

1. El modo HDR: La función HDR es una revolución en el mundo de la fotografía móvil que nos permite aumentar la calidad de la imagen de una forma asombrosa y muy sencilla. El HDR se debe utilizar en escenarios donde haya o mucha luz o muy poca, ya que, en este modo, la cámara captura tres imágenes diferentes con diferentes niveles de luz y las acaba combinando para conseguir un equilibrio lumínico adecuado.

2. Enfoque: Enfocar una fotografía no es tan fácil como parece. La gran mayoría de dispositivos Android enfoca de manera automática cuando pulsamos en un punto de la pantalla, incluso los más innovadores incluyen la función autoenfoque, que te permite enfocar fotos en movimiento, de forma ultrarrápida. Sin embargo, cuando queremos darle un toque más profesional, podemos usar el enfoque manual, gracias al cual podemos seleccionar el área que queremos destacar, y adaptarlo a los distintos planos, por lo que es recomendable dejar el enfoque para el final.

3. Botones de disparo: Es probable que tu dispositivo te permita disparar la foto desde múltiples botones y no lo sepas. Los más recurridos son los reguladores del volumen o, en los más innovadores, a través del lector de huellas de la parte posterior. Gracias a estas alternativas, las probabilidades de que la foto salga movida disminuyen considerablemente, y más cuando hablamos de selfies.

4. ¿Fotos en movimiento? Descubre la ráfaga. Cuando queremos tomar fotografías de algo que está moviéndose resulta muy complicado disparar en el momento preciso. Gracias al modo ráfaga de las cámaras Android, capturaremos (pulsando de forma continuada el botón de disparo) una colección de múltiples planos en milésimas de segundo para así poder elegir el que más nos guste después.

5. El flash; cómo, cuándo y dónde utilizarlo. Esa luz cegadora e incluso, algo molesta, en muchas ocasiones puede ayudarnos a sacar lo mejor de nuestra cámara. Por ejemplo, en las fotos a contraluz (cuando el sol está detrás de nosotros) el flash nos ayuda a rellenar las sombras. En el caso de los primeros planos, es preferible regular la exposición de la fotografía una vez tomada, que utilizar el flash, ya que normalmente quema los tonos naturales de la piel.

6. Panorámicas: Las panorámicas son fotografías que permiten apreciar una mayor parte de realidad que una fotografía normal, lo que transmite al espectador una sensación de inmensidad. Son muy útiles cuando queremos fotografiar un paisaje natural, un skyline o sitios con mucha amplitud. Para sacar la panorámica perfecta, hay que mover el dispositivo hacia izquierda o derecha, intentando mantener la misma altura hasta que termines de girar. Antes de sacar una panorámica, asegúrate de equilibrar antes la iluminación y... ¡saldrá perfecta!

7. Modo retrato: Gracias al modo retrato, incluido en la mayoría de dispositivos Android, la cámara automáticamente ajusta la luz y el contraste para que tus primeros planos salgan lo más favorecedores posible.

Si a pesar de seguir estos consejos, tu don para la fotografía pide más de tu teléfono, siempre te quedarán los filtros, esas maravillosas armas de la edición fotográfica que definitivamente pueden convertir tus fotos en verdaderas obras de arte. Aplicaciones como Snapseed, VSCO CAM, Pixlr o PRISMA se han coronado como las reinas de la edición para dummies. Estas herramientas totalmente gratuitas, te permiten elegir entre una variedad infinita de filtros, máscaras, bordes y luces que te ayudarán a diferenciar tus fotografías de las de tus amigos.