Guantes impresos en 3D que reducen trastornos musculoesqueléticos

Los ingenieros de Jaguar/Land Rover trabajan en la próxima generación de ropa de trabajo mediante una estructura reticular que protege en la línea de producción.

Los guantes desarrollados por ingenieros de Jaguar/Land Rover reducen la fatiga muscular de quienes trabajan en la línea de producción.

La utilización de este tipo de protección en las cadenas de montaje ayudaría a prevenir lesiones que pueden causar baja laboral al disminuir la fatiga muscular.

Un ligero guante impreso en 3D podría ayudar a los empleados que trabajan en las factorías de producción de automóviles a enfrentarse a la amenaza de trastorno musculoesqueléticos, un área en el que están investigando los ingenieros de las compañías británicas Jaguar y Land Rover, contribuyendo con sus ideas a la próxima generación de ropa de trabajo protectora.

Se trata de un producto específico para los trabajadores que están en la línea de producción de las fábricas de automóviles, como los encargados de colocar clips o sujeciones en el chasis durante el montaje de vehículos. Su utilización ayudaría a prevenir los trastornos musculoesqueléticos, entre los que se incluyen más de 100 tipos de enfermedad, que representan alrededor del 30% del total de las lesiones en el puesto de trabajo que causan baja laboral, suponiendo una tercera parte de las indemnizaciones pagadas a empleados. Este tipo de trastorno afecta a un 10% de la población global, y en determinados sectores puede aumentar hasta el 40%.

Los ingenieros de la planta de Gaydon de Jaguar Land Rover, donde se encuentra una de las impresoras 3D más grandes de Reino Unido, vieron la oportunidad de aprovechar la amplia experiencia en fabricación de la compañía para diseñar e imprimir en 3D una estructura reticular que ayudara a reducir la fatiga muscular, que fuera flexible y lo bastante cómoda como para llevarla durante un turno de 8horas. Gracias a un software de diseño 3D asistido por ordenador, el equipo creó diseños de prueba con distintas densidades y diversos materiales.

Actualmente, el equipo está trabajando en un prototipo de segunda generación según los resultados de los ensayos. Incluirá una almohadilla de espuma fabricada con aditivo de impacto D30, un material polimérico que absorbe los impactos cuando se somete a presión. De esta forma, el guante será adecuado para quienes colocan piezas con la palma de la mano, como los revestimientos de las puertas.

A corto plazo, los guantes ayudarán a los trabajadores de las distintas instalaciones de Jaguar Land Rover y los protegerán frente a los trastornos musculoesqueléticos. Dichos guantes forman parte de un plan de futuro a mayor escala para ofrecer una serie de tecnologías que beneficien a las personas con debilidad muscular o que sufren trastornos físicos o neurológicos, lo que ayudará a los empleados a reincorporarse al trabajo.

Los ingenieros ya trabajan en la segunda generación de estos guantes que se imprimen en 3D con una estructura reticular que reduce la fatiga.

Utilizando la experiencia en impresión 3D, los ingenieros de Jaguar/Land Rover han creado varios prototipos de prueba en distintos materiales y densidades.