Tutellus coloca a España a la vanguardia del aprendizaje con blockchain

  • Tutellus coloca a España a la vanguardia del aprendizaje con blockchain

Tiempo de lectura 5 min.

02 de marzo de 2018. 18:30h

Comentada
2/3/2018

ETIQUETAS

Tutellus, la plataforma colaborativa para aprender y enseñar en español más grande del mundo, coloca a España a la vanguardia del aprendizaje, gracias a la tecnología blockchain. Esta empresa, fundada en el año 2012 por el ingeniero Miguel Caballero, protagoniza la actualidad por partida doble. Además de por revolucionar la manera en que se pueden adquirir conocimientos, por ser pionera en hacer el camino del dinero fiduciario al criptodinero.

A diferencia del actual arquetipo educativo, donde el alumno tiene que pagar porque le enseñen, la propuesta de Tutellus consiste en remunerar a los alumnos que acudan a formarse a su plataforma. Este nuevo modelo, que creará una disrupción absoluta en el mercado de la educación, es posible gracias a las posibilidades que ofrece blockchain, la tecnología que promete revolucionar nuestras vidas aún más que internet.

La nueva Tutellus.io permitirá remunerar a los alumnos teniendo en cuenta su dedicación: a más tiempo invertido en aprender, mayor será la contraprestación económica que reciba. La nueva Tutellus también está diseñada para afrontar las necesidades del mercado respecto a determinados perfiles profesionales, lo que le permitirá convertirse en una eficaz herramienta de reclutamiento de personal.

En la actualidad, según Caballero, “en España no existen suficientes desarrolladores blockchain para afrontar la demanda de las empresas, pero Tutellus puede resolver este problema, ya que contamos con la infraestructura necesaria para poder formar a doscientos profesionales y ponerlos en el mercado en cinco meses. Las empresas podrán contratarles y los ingresos los repartiremos entre los alumnos formados, que serán los que más relevancia hayan obtenido en la materia; los profesores vinculados a su formación, y nosotros, como plataforma”.

Para explorar este nuevo modelo educativo, Tutellus ha tenido que tokenizar su plataforma. La tokenización es una práctica ligada a esta tecnología, que sirve para crear nuevas economías y nuevos mercados en torno a una comunidad. En este sentido, la plataforma española parte con una ventaja competitiva muy grande, ya que cuenta con una comunidad de más de un millón de usuarios, repartidos por 160 países y una cartera de más de 130.000 videos. En el caso de Tutellus, la tokenización es lo que permite que el usuario pueda acceder a la plataforma y formar parte de la comunidad.

Así, la nueva Tutellus se alimenta de token. Según la definición de William Mougayar, autor del libro “The business blockchain”, el token es una unidad de valor creada por una organización para gobernar su modelo de negocio y dar más poder a sus usuarios para interactuar con sus productos.

Los tokens de Tutellus se llaman TUT y cualquier alumno puede ganar TUT en función de las actividades que realice. Los tokens almacenan la relevancia del alumno en las materias de estudio y, al finalizar el curso, el estudiante puede hacer líquidos los tokens que ha ido adquiriendo a lo largo de sus estudios o mantenerlos e invertirlos en relevancia. Si los hace efectivos, la relevancia le bajará a la mitad.

Los usuarios que apuesten por su relevancia serán los primeros candidatos a que empresas y terceras entidades paguen por ellos y puedan ser contratados. Esto significa que en Tutellus existen dos tipos de usuario: los que quieren ganar dinero en el corto plazo, cambiando la mitad de sus tokens STUT (relevancia) por TUT, pero perdiendo la mitad de su relevancia, o los que prefieren mantener su relevancia para destacar y llegar a ser contratados.

En la nueva Tutellus, el profesor también sale ganando. Los docentes, además de cobrar al instante, pueden beneficiarse de una parte de los ingresos generados por las empresas que contraten a personas que se hayan formado en la plataforma. De esta manera, Tutellus se convierte en la primera plataforma colaborativa del mundo capaz de pagar a sus profesores al instante, mediante la ejecución de un contrato inteligente


Respecto al modelo de negocio de la plataforma, Caballero apunta que “para que el proyecto sea sostenible y todas las partes ganen (alumnos, profesores, empresas y la propia plataforma) es necesario tener un modelo de entrada de tokens (ingresos) que compense las salidas. En este sentido, la plataforma recibe tokens de las empresas que quieren contratar empleados y acceder a servicios relacionados, de los profesores que quieren promocionar sus cursos entre la comunidad y de los alumnos que prefieren pagar en tokens en vez de en dinero fiat. Caballero subraya que los cursos en tokens serán siempre un 10% más baratos que en dinero convencional.

En Tutellus están convencidos de que las métricas de conversión van a mejorar sustancialmente, porque "los alumnos estarán mucho más receptivos a comprar formación, porque son ayudados por otros alumnos mientras realizan el curso y la experiencia formativa que consigan será más enriquecedora. Así, el modelo de tokenomics cierra el bucle, ya que el alumno para ganar dinero necesita ayudar a otros y si otros alumnos terminan comprando más formación... la rueda gira".

Los tokens de Tutellus también permiten becar directamente a personas en cualquier lugar del mundo para que estudien y ganen dinero por ello. En este sentido, la plataforma facilitará, tanto a ciudadanos como a empresas, a través de programas de RSC, la posibilidad de becar directamente a personas que vivan en cualquier punto de la tierra, con el fin de que estudien gratis y puedan ganar dinero haciéndolo.

Tutellus está ofreciendo actualmente a diferentes ONGs que trabajan con personas que viven en países desfavorecidos, la posibilidad de que cualquiea pueda destinar una cantidad de dinero a que niños, jóvenes o desempleados puedan formarse en ciertos países. En este aspecto, Tutellus indica en su white paper que la trazabilidad del modelo, a través de tokens, es absoluta y “la transparencia del modelo asegura la llegada de fondos al instante a las personas que los necesitan”.

Últimas noticias