Cómo pueden las empresas crearse su aplicación móvil

En España, siete de cada 10 pymes cuentan con una app, o están planteándose desarrollar una próximamente

En España, 27,7 millones de usuarios de smartphones ejecutan unos 1.387 millones de descargas anuales de apps
En España, 27,7 millones de usuarios de smartphones ejecutan unos 1.387 millones de descargas anuales de apps

En España, siete de cada 10 pymes cuentan con una app, o están planteándose desarrollar una próximamente.

En España hay 27,7 millones de usuarios de smartphones, que ejecutan unos 1.387 millones de descargas anuales de aplicaciones móviles. El nuestro es el quinto país que más compra a través de apps. Más del 40% de las ventas on line se realizan a través de dispositivos «Estar en el móvil ya no es una opción, sino una obligación», asegura Cristina Díaz, de Upplication.

Las compañías parecen ser conscientes, ya que las previsiones de inversión en movilidad para 2017 son de 1,57 billones de euros. Y es que «en España siete de cada 10 pymes cuentan con una app, o están planteándose crearse una próximamente».

Las empresas con presupuesto pueden contratar un desarrollador o diseñador para que realice el trabajo. Pero también es posible utilizar algún tipo de plataforma on line, cuyo uso no requiere conocimientos de programación. «En cinco minutos tendrás creada tu app por un importe mensual de una media de 30 euros».

Paso a paso

Una vez que se tengan la idea y el objetivo definidos, simplemente hay que acceder con el usuario e introducir el enlace de la página de negocio de Facebook para que la propia plataforma importe el logotipo, la imagen de fondo, el email, el teléfono... La herramienta decide, según los colores corporativos y el tipo de negocio, qué plantilla iría mejor. Si la empresa no dispone de página de Facebook, los pasos son muy similares.

Después, hay que ir añadiendo módulos, dependiendo de la clase de negocio, hasta enviar la información a publicar en los markets (iOS/Android), en su categoría correspondiente, para posicionarla. A partir de ahí, y tras haberle dado toda la difusión posible, la compañía puede hacer tantos cambios como quiera, teniendo en cuenta que lo importante es que la app esté viva y actualizada con contenido relevante.

Dentro de la plataforma on line también existe una sección, las estadísticas, en la que las empresas pueden ver el número de descargas, los datos que les han facilitado los clientes, el gasto medio de los tickets..., lo que sirve para medir, mejorar y crear nuevas acciones y promociones.

Beneficios

Disponer de una app, ya sea como mcommerce (venta online) o más enfocada al «branding», «aumenta los beneficios de forma exponencial», afirma Díaz. No obstante, agrega que el mero hecho de tenerla no es ninguna garantía de éxito. Desde Upplication insisten en la importancia de contar con un tutor personal, cuidar la herramienta, enviar notificaciones «push» semanales o con la periodicidad que le corresponda a cada tipo de negocio, de atender cualquier consulta... Y remarcan que «la aplicación móvil se convertirá en el canal de comunicación más directo con el cliente. Sirve de ‘‘testeo’’ para conocer los gustos de los consumidores y mejorar su experiencia».

Aunque el coste de ganar un cliente sea cinco veces superior al de retenerlo, las compañías pierden cada año, de media, el 10% de su clientela. Y si casi la mitad de las pymes no tenía el año pasado un sistema de fidelización, las aplicaciones móviles pueden constituir el gancho perfecto. «Si has conseguido lanzar tu proyecto y has captado clientes que se han descargado tu app, no la líes ahora y hagas como muchas grandes empresas que pasan de sus clientes más fieles». Díaz recuerda que en España el 39% de las compras están influidas por programas de fidelización. Y añade que fidelizar a través de una app es muy fácil. «Se trata de seducir y enamorar cada día a tus clientes», lo que puede lograrse con alertas o notificaciones push informando de novedades, con ofertas o promociones exclusivas para quienes se han descargado la aplicación...

El móvil constituye el primer medio utilizado para solucionar las distintas necesidades. Y «una app genera un engagement con los usuarios 20 veces mayor que el de una página web», sostiene Díaz, quien aclara que las apps tienen un ratio de retención un 106% superior al de la web móvil y que los retailers con app obtienen hasta un 90% más de conversiones.

Más allá de que WhatsApp continúe liderando la lista de descargas de aplicaciones, las más usadas en mcommerce son Amazon, eBay, Aliexpress y Wallapop. Hoy en día, las apps monopolizan más del 86% del tiempo que estamos con nuestros smartphones. Y las empresas deben estar donde se encuentren sus clientes. Desde Upplication destacan que los sectores donde ahora mismo hay una implementación más completa de la tecnología móvil son restauración, retail, salud y belleza.

En España hay 27,7 millones de usuarios de smartphones, que ejecutan unos 1.387 millones de descargas anuales de aplicaciones móviles. El nuestro es el quinto país que más compra a través de apps. Más del 40% de las ventas on line se realizan a través de dispositivos «Estar en el móvil ya no es una opción, sino una obligación», asegura Cristina Díaz, de Upplication.

Las compañías parecen ser conscientes, ya que las previsiones de inversión en movilidad para 2017 son de 1,57 billones de euros. Y es que «en España siete de cada 10 pymes cuentan con una app, o están planteándose crearse una próximamente».

Las empresas con presupuesto pueden contratar un desarrollador o diseñador para que realice el trabajo. Pero también es posible utilizar algún tipo de plataforma on line, cuyo uso no requiere conocimientos de programación. «En cinco minutos tendrás creada tu app por un importe mensual de una media de 30 euros».

A tener en cuenta

Antes de desarrollar una app, las empresas deben conocer sus objetivos y saber qué quieren conseguir con ella. En función de esos retos, sería aconsejable que pensaran en la conveniencia de invertir en un desarrollo a medida. Pero, en ocasiones, no es recomendable crearse una app. Las aplicaciones móviles requieren de un trabajo constante de mantenimiento, actualización y adaptación a los usuarios, por lo que no se puede pretender que «se mantenga de una forma independiente, sin ningún tipo de atención», remarca Díaz. Por otra parte, también deberían valorar el conjunto de acciones que han de llevarse a cabo para que la app aparezca a los usuarios en los primeros resultados de sus búsquedas en Google Play y App Store, de Apple. En este sentido, el título, la descripción, el icono, algún vídeo de presentación, el volumen y velocidad de descargas, reviews y ratings... resultan determinantes para que una app sea capaz de impulsar un negocio.