Un millón de «teléfonos zombie» por culpa de este troyano

Alertan de la expansión del botnet Ztorg, que distribuye a gran escala aplicaciones infectadas

Dos usuarios consultan un móvil, en una imagen de archivo
Dos usuarios consultan un móvil, en una imagen de archivo

Un millón de “teléfonos zombie” infectados de aplicaciones no solicitadas por el usuario, y en apenas un año. Este es el botín que por el momento se ha cobrado un sofisticado botnet que propaga un malware disfrazado de anuncios publicitarios, y que instala de forma discreta nuevas aplicaciones o incluso las compra, generando dinero para sus autores.

Las campañas llevan en marcha más de un año, y afectan hasta la fecha a más de 100 programas. Muchos de estos programas son muy populares y han tenido un crecimiento explosivo, pasando de 10 a 10.000 instalaciones en apenas 24 horas. De hecho, en el primer ejemplo de troyano descubierto se han detectado más de 1 millón de instalaciones, según explican en un comunicado los expertos de Kaspersky Lab, que han dado la voz de alarma.

Es relativamente habitual que los botnets se fundamenten en publicidad fraudulenta, a través de anuncios para invitar a hacer clic en Google Play para instalar o comprar nuevas aplicaciones y, partir de este gesto, hacer caja. Pero ahora los distribuidores de Ztorg han sabido “explotar este proceso ya clásico y llevarlo a niveles inusitados”, advierten los analistas de Kaspersky.

Ztorg es en sí mismo un troyano muy sofisticado, dotado con una arquitectura modular. Lo primero que hace tras su instalación es conectarse a su servidor C&C y subir datos sobre el dispositivo, incluido país, idioma, modelo de dispositivo y versión de sistema operativo.

Una vez que estos datos han sido enviados, procede a la descarga de un segundo componente adicional que utiliza varios elementos para hacerse con privilegios raíces en el dispositivo infectado. Estos derechos permiten al troyano actuar continuamente en el dispositivo, desplegando anuncios no deseados para el usuario, haciendo llegar agresivamente más publicidad e instalando, discretamente, nuevas aplicaciones.

Según los analistas de Kaspersky Lab, Ztorg se distribuye de dos formas. La primera es cuando los cibercriminales compran tráfico originado de al menos cuatro redes legales de publicidad, para así promocionar aquellos programas afectados. Hay que hacer notar que los componentes adicionales de Ztorg muestran anuncios de estas redes. Todo esto lleva a una situación en la que los usuarios se ven afectados por los anuncios de una red de publicidad y, después de la infección, ven todavía más anuncios de la misma red debido al troyano que se ha instalado.

La segunda forma en la que Ztorg se distribuye es usando aplicaciones que pagan a los usuarios por instalar otros programas desde Google Play. Estas ofrecen entre 0,04 y 0,05 dólares por instalar una aplicación infectada con Ztorg. Y al mismo tiempo que los usuarios consiguen hacerse con algunos céntimos como recompensa, sus dispositivos entran en modo zombi, desplegando publicidad no solicitada en beneficio de los cibercriminales.