El presentador de “Caiga quien caiga”, Javi Martín, confiesa que intentó suicidarse en 2011

“Quiero contarle a la gente que se puede salir”, ha explicado en el programa visiblemente emocionado

En un momento de "Caiga quien caiga" con Juanjo de la Iglesia y El Gran Wyoming
En un momento de "Caiga quien caiga" con Juanjo de la Iglesia y El Gran WyomingLa RazónLa Razón

Todos recordamos su espíritu afable, su aparente inocencia y su nerviosismo constante al codearse en la mesa de presentadores de “Caiga quien Caiga” con EL Gran Wyoming y Juanjo de la Iglesia. Pero Javi Martín ha mostrado su lado más vulnerable en “La hora de La 1” de TVE al confesar que intentó suicidar en 2011, pero trasladando a la audiencia de que es posible salir de esa sensación.

“Cuando vi que estaba estabilizado y que había superado ese momento de mi vida, tenía clarísimo que quería hablarlo y contarle a la gente que es un problema el de la depresión y el sucidio del que se puede salir”, declaró durante la entrevista. También ha aprovechado para pedir más financiación para ayuda a las personas como él y más implicación política, porque “es un tema tabú porque realmente el entorno de la persona que se ha suicidado o lo ha intentado siente que ha fracasado, es un fracaso de la sociedad y, sobre todo, de los políticos”. Además dio datos que son bastante alarmantes: “Son 3.600 personas las que se suicidan en España al año, 10 suicidios al día, se necesita que los medios se impliquen”.

Javi Martín en el momento de confesar su intento de suicidio
Javi Martín en el momento de confesar su intento de suicidioLa RazónLa Razón

En unas charlas organizadas por la Asociación La Barandilla ya relató su caída en una depresión a la que le siguió el diagnostico de trastorno bipolar: “Un día en el salón de mi casa, una voz interior me dijo: ‘Tírate por la ventana’. Me empecé a dar manotazos en la cabeza. Pero no se fue”. Aún así ha insistido que hay solución y que siempre “hay que pedir ayuda” y desmitificar el efecto llamada que se produce cuando se habla de un tema tan delicado.