Susanna Griso, indignada con el ataque racista del Metro, interrumpe “Espejo Público”: “No puedo más”

El vídeo del ataque xenófobo en el suburbano de Madrid ha desatado el enfado de la presentadora

Griso asiste atónita al ataque racista en el Metro de Madrid
Griso asiste atónita al ataque racista en el Metro de MadridAntena 3Atresmedia

Durante el programa “Espejo Público” este viernes, su presentadora, Susanna Griso, ha demostrado su enfado al visualizar el vídeo compartido por la Policía en la que se ve a un hombre que profiere insultos xenófobos contra una mujer y se enfrentaba con el resto de pasajeros. Ante tal desprecio por el ser humano, Griso ha pedido que se interrumpiera la emisión de las imágenes.

“Me perdonaréis. Sé que le queda un minuto a este vídeo, pero no soporto seguir escuchando a este sujeto, no puedo más”, dijo la presentadora claramente indignada por el vídeo en el que un hombre lanza insultos racistas y xenófobos contra una mujer en el Metro de Madrid esta semana. “Se salva de que es una mujer. Si llega a ser un hombre le desfiguro ahora mismo”, se puede escuchar en el vídeo, cuya protagonista involuntaria, la mujer insultada ha hablado para el programa: “No podía creer lo que estaba pasando. Esos gritos, ese lenguaje… fue una humillación. No me había pasado nada así nunca”, le explicó a Griso, que ante la repetición de la pieza ha parado su reproducción explicando que se trata de imágenes “terribles e injustificables”. De acuerdo a sus declaraciones, el hombre empezó a insultarla sin motivo. La agresividad y la violencia de los insultos le impidieron reaccionar, algo de lo que se siente orgullosa. “No hacerle frente en el momento fue la opción más inteligente”, puntualiza. El hombre ya ha sido identificado y los agentes ya han abierto diligencias y un atestado por delito de odio contra esta persona.

Durante los comentarios de los colaboradores, Griso ha acusado a los representantes políticos de ser instigadores de la xenofobia en España, por la tensión que puede generar el fenómeno migratorio: “Plantéate cómo hemos tratado nosotros durante años y cómo tratamos a la comunidad gitana, entonces pregúntate si somos racistas o no lo somos”, declaró la periodista. Además, siguió explicando que los medios de comunicación y la clase política también tienen su parte de culpa y ha puesto el caso del ministro Escribá, “que dijo que necesitaríamos 200.000 inmigrantes todos los años para ayudar a la economía, porque no tenemos hijos, si tu lanzas este mensaje en positivo no verías la inmigración como un problema. Si haces todo lo contrario y les acusas: ‘Es que nos quitan los puestos de trabajo’... Es una mentira y es una falacia”.