Toro con raza

La Razón
La RazónLa Razón

Tiempo de toros isidriles, momento de rojo pasión. Por supuesto, momento de volver la vista del bebedor hacia los vinos de Toro, denominación de origen de eterna referencia, pero que no todo el mundo valora como debe. Allí, en la mayor finca de la zona, nació un viñedo desde los 70 que plasma la pasión de los bodegueros comandados por Inma Cañibano, por el buen hacer que combina tecnología con sabiduría antigua. Dicen que el vino de Toro era áspero y poco amable pero gracias a casas como Estancia Piedra la tinta fina se va expresando y adquiriendo una personalidad singular.

Para la ocasión, un Selección Platino. Si querían raza y pureza enológica no hay mejor ejemplar que éste. Brillante picota con tonos burdeos, tiene una capa alta y lágrima aceitosa que tizna de color seductor este estupendo vino. Potente, arrancado y franco, este tinto despliega en el primer golpe su complejidad frutal de profundidad, sobresaliendo el fruto rojo. Tras ello, asoman los aromas minerales, de grafito, y recuerdos de sangre, con un tono ferroso. Armónico conjunto con balsámicos, tostados y frutos secos. Su paso de boca es tan intenso como la nariz, y su muy buena entrada es carnosa y con carácter.

FICHA

Nombre: Piedra Platino Selección.

D.O.: Toro.

Bodega: Estancia Piedra.

Precio: 16 euros.

Web: estanciapiedra.com