Accidentado festejo en Plaza México

Cinco heridos, entre ellos Karla de los Ángeles, que tomaba la alternativa

No es inocentada, en la décima corrida de la temporada 2014-2015 en la Monumental Plaza México, han salido lesionados las matadoras Karla de los Ángeles, dos cornadas, Lupita López, un puntazo; los monosabios, “Gamuza”, cornada en el glúteo derecho grande, César Sánchez, con lesión facial severa y el taurino Gonzalo Martínez, con golpes fuertes en una mano.

Festejo en el que tomó la alternativa Karla de los Ángeles, valiente y arrollada con fuerza en tres ocasiones, Hilda Tenorio, con más oficio que sus compañeras y Lupita López que anduvo tranquila, pero ha sido un resultado negativo.

Se lidiaron seis toros De Guadiana, muy bien presentados, que exigieron mucho a las toreras. Al primero le faltó castigo y terminó problemático; el segundo con fijeza y bueno; el tercero bien picado se empleó mejor; el cuarto, quinto y sexto mansos y con pocas opciones para sus matadoras.

Karla, en el toro del doctorado, estuvo valiente tanto con el capote como la muleta, con destellos sin redondear y sufrió tres cogidas fuertes, dos al entrar a matar. Sufrió dos cornadas una en el muslo derecho de 12 centímetros y otras en el glúteo de 10. En el segundo intento que dejó media estocada, el toro hizo por las asistencias y de lleno hirió a “Gamuza”, en el glúteo derecho una cornada grande, momentos de descontrol y mucha expectación.

Tenorio, con el segundo lució suelta, con oficio y ante un toro que terminó mejor que sus hermanos, destellos no valorados, mató de dos pinchazo y estocada baja. Con el cuarto, que de salida brincó al callejón, hirió en la una mano izquierda a Gonzalo Martínez, que por su pie paso a la enfermería.

El toro manso terminó saliendo suelto e Hilda concluyó de pinchazo y estocada baja. Con el sexto, en sustitución de Karla, valiente tratando sin conseguir el propósito y terminó de una magnífica estocada.

López, anduvo tranquila en el tercero, el ejemplar con menos problemas, consiguiendo naturales magníficos no reconocidos. Mató de estocada baja. Con el quinto igualmente nunca descompuso la figura y hasta logró muletazos de mérito para entregarse en la estocada y ser prendida, siendo atendida de un puntazo. Al saltar al ruedo este toro brincó al callejón y dio fuerte golpe facial en nariz, maxilar y paladar al monosabio César Sánchez.

Debe destacarse que los toreros de plata Diego Sánchez, en el cuarto y Christian Sánchez en el quinto saludaron en el tercio al banderillear con brillantez.