Alberto Aguilar, única oreja con la de Victorino en Istres

Uceda Leal y Sebastián Castella saludaron sendas ovaciones

Alberto Aguilar, en imagen de archivo

La corrida de Victorino Martín que cerró ayer la feria francesa de Istres sacó mucho de lo malo y poco, o casi nada, de lo bueno que esta ganadería encierra. Esto y los fallos a espadas hicieron que, a lo largo de la tarde, sólo se cortara una solitaria oreja.

Alberto Aguilar se lució en un quite por chicuelinas que remató con una revolera ante el tercero, que salió suelto y mostró intenciones de visitar el callejón. En la muleta el «Victorino» tuvo cierto peligro sordo, aunque se dejó. El diestro, pese a sufrir algunos desarmes, estuvo muy solvente y aguantó impasible algunos parones de la res. De dos pinchazos, una estocada de fea colocación y un descabello acabó con su oponente.

El madrileño, que intervino en un lucido quite por faroles ante el quinto, logró que tragara las tandas el que cerró plaza a base de dominio. Los dos pinchazos no fueron impedimento para que, tras la estocada entera, el diestro lograra in extremis cortar la única oreja de la tarde.

Uceda Leal saludó a la verónica al que abrió plaza, un noble animal que metió muy bien la cara y con el que pudo hilvanar muy buenas series por ambos pitones. Al ejemplar, lo pasaportó de una estocada entera algo desprendida. El cuarto sabía siempre lo que se dejaba atrás. La faena de Uceda fue mas lidiadora que de lucimiento y mato de dos pinchazos, estocada casi entera y descabello.

El segundo se revolvió de salida y puso en ciertos apuros a Sebastián Castella. Cortaba el viaje en banderillas y, en el último tercio, se dedicó a buscar el bulto más que a embestir. El francés intentó justificarse y anduvo, en ocasiones, desbordado por las dificultades de la res a la que dio muerte de pinchazo y estocada entera.

Ante el quinto, un animal que pegaba de vez en cuando algún derrote, comenzó Castella al hilo de las tablas una faena en la que se vio superado por la dificultades de la res. De dos pinchazos hondos y caídos y un descabello terminó con el toro.

Istres (Francia). Última de feria. Se lidiaron toros de Victorino Martín, complicados. Destacaron 1º y 6º. Uceda Leal, saludos tras aviso y silencio; Sebastián Castella, saludos y pitos; y Alberto Aguilar, silencio tras aviso y oreja. Lleno.