El Gobierno catalán indemniza con 329.698 euros a Balañá por Barcelona

El resto de reclamaciones presentadas por el cierre de La Monumental han sido rechazas por el Ejecutivo regional

La plaza de toros de Barcelona durante la Feria de La Merced 2011
La plaza de toros de Barcelona durante la Feria de La Merced 2011

El Gobierno catalán ofreció ayer una compensación de 329.698 euros a la familia Balañá por los «daños emergentes de la obsolescencia del edificio» y «por el incremento de los costes de mantenimiento», de un coso que no alberga una corrida desde el año 2012. La familia Balañá podrá recurrir esta medida, en el caso de no estar de acuerdo. El Ejecutivo Catalán, hasta el momento, ha admitido una sola reclamación de las 29 que presentaron los afectados por el cierre de la Monumental en toda Cataluña.

Las otras denuncias fueron desestimadas, porque «las personas o empresas que las interpusieron podían desarrollar su actividad taurina en otros lugares de España», además de «dedicar sus instalaciones a otras actividades que no fuesen taurinas», argumentó el Gobierno catalán en su momento. Los afectados de esta negativa fueron el equipo médico de la plaza, una agencia de comunicación y publicidad, dos ganaderos de reses bravas, y 12 toreros, entre otros. Asimismo, la Casa Matilla vio cómo se le desestimaba la petición de indemnización presentada. Estos reclamaron 10 millones de euros como compensación por el cese de su actividad profesional en el recinto catalán. Los empresarios recurrieron la decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y éste admitió a trámite dicho recurso. La justicia dictará sentencia.