«Este mano a mano es una apuesta muy fuerte para ambos»

Nazaré y Jiménez Fortes presentan su duelo en el arranque de la Feria de San Miguel

Sevillano y malagueño posan minutos antes de la rueda de prensa de esta mañana
Sevillano y malagueño posan minutos antes de la rueda de prensa de esta mañana

Como si de dos boxeadores en el pesaje previo al gran combate se tratara, los matadores de toros Antonio Nazaré y Saúl Jiménez Fortes, protagonistas del mano a mano que abre este viernes la Feria de San Miguel, conversaron este mediodía cara a cara sobre su próximo reto en La Maestranza, «una apuesta muy fuerte» que ambos afrontan «con mucha ilusión».

«Ha sido una apuesta fuerte de la empresa, porque es una corrida que tiene su historia y tiene su aquel, además, no creo que el cartel se haya devaluado durante la temporada, sino todo lo contrario», explicó Antonio Nazaré, que regresará tras desorejar a un toro de Victoriano del Río en la pasada Feria de Abril.

En este sentido, Jiménez Fortes también incidió en la cotización al alza de «una apuesta por nosotros dos» en los albores de la temporada. «Tiene mucha importancia que se anunciara en ese momento del inicio de campaña, fue un respaldo para los dos; la corrida tiene ahora el mismo significado que entonces cuando se presentó el abono, pero estoy con mayor ilusión conforme se acerca la fecha», explicó durante el encuentro mantenido en el Hotel Vincci La Rábida de Sevilla con los medios de comunicación y organizado por la empresa Pagés, gestora del coso maestrante.

Antonio Nazaré vuelve al escenario que ha catapultado su carrera en las dos últimas temporadas, porque más allá de Sevilla está costando abrirse paso: «No está siendo un camino fácil, pero no se puede caer en el pesimismo, mi única preocupación es prepararme y dar lo mejor de mí».

El de Dos Hermanas no duda en calificar esta corrida como un compromiso «importante» en el que tiene «puestas muchas ilusiones». «Lo afronto con las mismas ganas con las que siempre he venido a Sevilla, necesito dar otro golpe de atención y espero que así sea», confesó deseoso de hacer ya el paseíllo.

Junto a él, estará Saúl Jiménez Fortes con el que realizará su segundo paseíllo juntos; el primero, mano a mano ellos dos en solitario. Pese a la rivalidad evidente que puede surgir entre ambos con los reses de José Luis Pereda y La Dehesilla sobre el albero, ambos son conscientes de que, precisamente, serán las reses de encaste Núñez el verdadero adversario. Así, por ejemplo, Antonio Nazaré recordó un consejo de otro matador de toros: «Me enseñó una figura del toreo que no hay que competir con los que tienes al lado, sino con el que tienes enfrente, es decir, con el toro, porque es el que te lo va a dar todo».

Por su parte, Jiménez Fortes, esperanzado como su compañero en que se viva «un buen ambiente y la afición responda», está convencido de que «ninguno de los dos va a defraudar a nadie» que acuda a La Maestranza al festejo.

En cuanto a su temporada, el malagueño se mostró satisfecho con una temporada de consolidación dentro del escalafón. «Para mí, ha sido un año en el que he aprendido muchas cosas tanto en lo personal como también desde el punto de vista profesional, esas enseñanzas están ahí y van a salir seguro», concluyó el diestro costasoleño.