Ginés Marín y Joaquín Galdós, oreja por coleta en la primera de Algeciras

Ficha

Toros de distintas ganaderías: Santiago Domecq (primero bis) Fermín Bohórquez (segundo); Carlos Núñez (cuarto); Torrestrella (tercero); Salvador Domecq (quinto); y Torrealta (sexto). Destacaron sobremanera tercero y quinto.

José Garrido, ovación tras aviso y silencio.

Ginés Marín, ovación y oreja.

Joaquín Galdós, ovación y oreja.

La plaza registró tres cuartos de entrada en tarde de calor.

Los diestros Ginés Marín y el peruano Joaquín Galdós cortaron una oreja cada uno en el arranque de la feria de Algeciras, una corrida con cierto interés en la que Garrido se estrelló con dos toros sin opciones de Carlos Núñez.

La fuerza de José Tomás en el abono de la Feria Real de Algeciras propiciará tres magníficas entradas en la plaza de Las Palomas, capital taurina durante este fin de semana tras la aparición del "Monstruo de Galapagar"en los carteles de la población del Campo de Gibraltar.

José Garrido abrió plaza y feria con un toro que apenas le duró unos minutos. El de Carlos Núñez fue devuelto por falta de fuelle. Se corrió turno y saltó a la arena el de Santiago Domecq que tuvo cierta movilidad.

Destacó el torero extremeño en un quite por chicuelinas. La faena se cimentó con la derecha. Hubo mando y largo recorrido, pero no acabó de resolverse de forma que la faena tomara vuelo. Le dio una estocada entera y tendida y todo acabó ahí.

Ginés Marín tuvo un muy blando toro de Fermín Bohórquez en su primer turno. No hubo emoción en su faena al faltar la casta y la bravura. Hizo presa al finalizar la faena por manoletinas y aguantó en el ruedo hasta hacerlo rodar, afortunadamente sin consecuencias.

Joaquín Galdós destacó ante un buen toro de Torrestrella que supo cuajar con buen oficio y gusto. Tanto con el capote como con la muleta, el torero limeño supo divertirse ante la cara del toro, con un corte muy fino y con buen gusto. Lástima que la buena labor por ambos pitones se viera emborronada con la espada tras pincharlo.

Garrido recibió como cuarto a un toro de Carlos Núñez. También muy soso y con muy poco fuelle. Una calamidad. Así las cosas, poco pudo hacer el torero que sacó oficio y poco más.

A Ginés Marín le salió un toro de gran calidad de Salvador Domecq en quinto lugar. Se movió mucho y bien este toro que supo también aprovechar el torero de origen jerezano. Una faena bien construida con pasajes de mucho temple por ambos pitones y de trazo largo en el que destacó llegando a los tendidos. Buena estocada y gran ovación al toro en el arrastre.

Joaquín Galdós cerró el festejo con un toro de Torrealta. Fue una faena de más a menos. Si las dos primeras tandas fueron de gran calidad, el toro echó la persiana y se quedó sin gas para seguir en la misma tónica. Galdós le colocó una estocada entera con mucho efecto.

---------------