Jiménez y León dan brillo al Corpus sevillano

El primero corta una oreja y el segunda deja muy buenas sensaciones en su debut con caballos

Javier Jiménez pasea la única oreja en la última novillada de abono en Sevilla
Javier Jiménez pasea la única oreja en la última novillada de abono en Sevilla

La Maestranza (Sevilla). Última novillada de abono. Se lidiaron novillos de Fuente Ymbro, bien presentados. Deslucidos, 1º, 2º y 3º; bravo y encastado, el 4º; manejables, 5º y 6º. Media entrada.

Javier Jiménez, de azul añil y oro, aviso, estocada (saludos); pinchazo, estocada, (oreja).

Vicente Soler, de fucsia y oro, pinchazo, estocada, descabello, aviso (silencio); estocada (silencio).

Miguel Ángel León, de rosa y oro, casi entera, aviso, descabello (silencio); pinchazo, estocada (vuelta al ruedo).

Tarde de Corpus, un día grande en Sevilla, ideal taurino en La Maestranza, en el que Javier Jiménez cortó una oreja del cuarto. El de Espartinas se encontró con un novillo de Fuente Ymbro con transmisión y raza con el que el novillero estuvo con gusto en una faena vibrante llevada con temple y decisión, mostrando buenas maneras, hasta cortarle la oreja. Su primero, noble y con humillación, mantuvo la tendencia de salirse de la suerte, por lo que ofreció poca colaboración. El de Espartinas estuvo muy decidido y dispuesto, principalmente en el arrimón final.

Vicente Soler recibió a su primero a portagayola y se mostró más voluntarioso que lucido a lo largo de la lidia. Banderilleó con disposición y fraguó una faena un tanto opaca, aunque variada, ante un animal que manseó en los primeros tercios y se apagó pronto. El quinto tuvo mejor son y se dejó hacer. Faena sobre las dos manos, más sobre la diestra, apuntando buenas maneras pero algo fría y sin terminar de romper.

Miguel Ángel León se mostró solvente en su debut con picadores en Sevilla, relajado y apuntando buenas maneras con un tercer novillo al que recibió a portagayola. En el tercio, le dejó otra larga cambiada y se estiró a la verónica, pero el animal, que tuvo buen son, fue perdiendo fuelle y la labor del novillero no pudo retomar el vuelo. Más entonado y lucido ante el que cerró la tarde, al que cuajó sobre todo con la derecha, un pinchazo le privó de la oreja. La Maestranza. Se lidiaron novillos de Fuente Ymbro, bien presentados y de buen juego. Javier Jiménez, saludos y oreja, Vicente Soler, silencio en ambos; y Miguel Ángel León, silencio y vuelta. Media entrada.