Un «No hay billetes» para arropar el dolor

La Infanta Elena, Vargas Llosa y Isabel Preysler quisieron apoyar a la familia del torero

La gente se arremolinó en los aledaños de la plaza y no había manera humana de llegar a la hora al sitio debido. Colas interminables en todas y cada una de las puertas para encontrar la localidad. A la entrada, y la gran sorpresa que nos esperaba, también a la salida. Nadie se lo quiso perder. La plaza de Valladolid colgó el cartel de "No hay billetes"y cuántas plazas más se hubieran llenado en cita tan relevante. La Infanta Elena, acompañada de su hija, no quiso faltar y ocupó una barrera del burladero de matadores. Justo encima presenciaron todo el espectáculo Raquel, la mujer de Víctor Barrio, que estuvo acompañada por la hermana del torero y los padres. A ellos fueron a parar múltiples gestos de cariño durante la tarde, entre ellos varios brindis por parte de los toreros. Era el día. La cita. El homenaje al héroe caído. Y por la bella plaza vallisoletana también pudimos ver al Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, acompañado por Isabel Preysler, a la televisiva Samantha Vallejo Nájera con su hermano Colate o al actor Jorge Sanz, que ya se dejó ver hace pocos días en la feria de San Sebastián. Tampoco faltaron una habitual Nuria González y el político Pío García Escudero o el también matador de toros riojano Diego Urdiales. La ocasión lo merecía.