Victorino Martín: «El mundo del toro es patrimonio español»

El ganadero de Galapagar, Samuel Flores y Tomás Prieto de la Cal, padrinos de la Plataforma por la diversidad de encastes

De izquierda a derecha, el periodista José Vega; el ganadero Victorino Martín; el patrono de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Javier López-Galiacho; el ganadero Samuel Flores; el director general de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Raúl Mayoral; el ganadero Tomás Prieto de la Cal; el fundador de la Plataforma por la Diversidad de Encastes, Francisco Javier Pérez Millán; y el director del Aula de Tauromaquia, Rafael Cabrera
De izquierda a derecha, el periodista José Vega; el ganadero Victorino Martín; el patrono de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Javier López-Galiacho; el ganadero Samuel Flores; el director general de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Raúl Mayoral; el ganadero Tomás Prieto de la Cal; el fundador de la Plataforma por la Diversidad de Encastes, Francisco Javier Pérez Millán; y el director del Aula de Tauromaquia, Rafael Cabrera

El Aula de Tauromaquia de la Universidad CEU San Pablo inició ayer su decimotercera edición con la puesta de largo de la Plataforma por la diversidad de encastes a través de una Jornada sobre la defensa de los encastes en el toro de lidia, que contó con la presencia de diversos ganaderos como Tomás Prieto de la Cal, Samuel Flores y Victorino Martín, que defendió «el valor del mundo del toro, porque es patrimonio español».

«Dentro del mundo del toro, que es patrimonio español, encontramos la diversidad de encastes, el problema es que somos un gigante con pies de barro y necesitamos cambiar la estructura del sector, de la Tauromaquia, porque, por ejemplo, la administración tiene que ser sensible con estos encastes minoritarios, además lamentablemente los toreros están súper acostumbrados a lidiar un mismo encaste», justificó durante su intervención.

Además, el ganadero de la «A» coronada con reses de procedencia Marqués de Albaserrada, propietario también de los hierros de Urcola y Monteviejo -esta última de encaste Vega-Villar- también defendió un modelo francés en el que «la opinión del aficionado es fundamental, no como aquí, en España, que no cuenta para nada», lamentó destacando las Corridas Generales de Bilbao pues son «el ejemplo de cómo se deben organizar las corridas de toros».

Mientras, el ganadero Samuel Flores, famoso por sus reses manchegas procedentes del encaste Gamero Cívico, criticó la postura del torero al que juzga de haber adquirido «un posicionamiento de máxima comodidad, ya que escogen a los toros menos bravos para no correr riesgos».

Por su parte, Tomás Prieto de la Cal, propietario de las reses de sangre Veragua, divisa en otro tiempo propiedad de Fernando VII, situó en la misma línea su discurso y criticó que las figuras hayan precipitado su declive en las últimas décadas. «Los ganaderos que no nos hemos plegado a sus exigencias hemos sido arrinconados, el público debe entender que sin la variedad no se comprende la Fiesta», advirtió antes de reconocer que no se siente «identificado con el toro ni la lidia actual».