«Bob Esponja»: Sus 18 años más gamberros

Nickeolodeon celebra su primera emisión en España mientras que RTVE recomienda que no la vean los menores de 7 por algunos de sus contenidos

La popularidad de «Bob Esponja» llegó a la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, donde Ion Fiz le dedicó una colección
La popularidad de «Bob Esponja» llegó a la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, donde Ion Fiz le dedicó una colección

Nickeolodeon celebra su primera emisión en España mientras que RTVE recomienda que no la vean los menores de 7 por algunos de sus contenidos.

Hipnotizados. Así se quedaron los niños cuando vieron por primera vez «Bob Esponja», y en esas siguen sus predecesores, que continúan sin parpadear ante la pequeña pantalla cuando entran en un universo acuático –la localización es Fondo de bikini– donde el mundo se vuelve del revés, ya que los caracoles se parecen a los gatos, los gusanos ladran cual perros y las almejas pueden volar. Aunque hay tantas opiniones como personas, algunos adultos aún se sorprenden de que sus vástagos estén prendados de Bob Esponja, un estajanovista del trabajo, al que, sin embargo, nunca se le va la sonrisa de la cara. Convive con su amigo Patricio, una estrella de mar bastante vaga a la que a estas alturas se le habrían acabado las prestaciones del paro; Calamardo Tentáculos, con quien mantiene una difícil relación, la presumida Arenita, y Eugene Cangrejo, su explotador laboral. Sin embargo, pocas esponjas de baño han dado tanto lustre a la animación internacional, hasta el punto de que lleva 18 años en antena, más de 230 capítulos, y se emite en múltiples países.

Con motivo de este aniversario, Nickelodeon ofrecerá una programación especial la próxima semana bajo el título «Bob Esponja, corazón de oro». De lunes a viernes a las 19:00 horas, el sábado a las 17:40 y el domingo a las 15:55 horas con la emisión de sus episodios más destacados como «El día de San Valentín», «Amar a una hamburguesa» y «No den de comer a los payasos», entre otros. También se pueden ver las aventuras del personaje en Clan. Sus emisiones son algunas de las más seguidas por la audiencia. El martes pasado, lideró la oferta del canal, con una couta del 2,5 por ciento y 382.000 seguidores, un dato que no parece muy significativo si se tiene en cuenta que el 16 de enero anotó un 14,8 por ciento.

El filón de «Bob Esponja» ha trascendido la televisión. La película, que se estrenó en 2004, tuvo una recaudación de más de 140 millones de dólares (unos 114 millones euros), a los que hay que añadir los numerosos juegos para ordenador y tabletas, otros más clásicos como «El Monopoly de Bob Esponja», mochilas, mantas polares, fundas nórdicas, zapatillas, huchas, tazas y todo lo que un niño pueda desear, incluidos acuerdos puntuales con las grandes cadenas de hamburguesas y de pizzas. Mattel es la propietaria de la franquicia de juguetes. El éxito se ratifica de manera rotunda cuando Lego le dedica juegos como «Aventuras en el Krustáceo Krujiente». Es más, en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid, el diseñador Ion Fiz presentó una colección cápsula basada en el personaje.

Polémica por los contenidos

En el envés de este fenómeno infantil está lo que sucedió en 2015. En uno de sus informes trimestrales, el Defensor del Espectador de RTVE, Ángel Nodal, tuvo que responder a las quejas por la emisión de determinados capítulos de «Bob Esponja», que decían que era «demasiado violenta». Una espectadora, María López, consideró «exaltación del terrorismo y de la violencia» una frase dicha por uno de los personajes, Plankton, en la que afirmaba que «para él divertirse es ver volar una ciudad entera y que no hubiera supervivientes». Nodal planteó una «nueva reflexión» sobre su calificación en TVE, que por aquel entonces era para todos los públicos, y solicitó que «habría que elevar el listón para que no fuese recomentada a menores de 7 años». Al final se adoptó esa decisión, al igual que ocurre en EE UU. En la actualidad, en Clan se emiten ocho episodios diarios.