Actualidad

«Corazón» cumple hoy 6.000 programas

Anne Igartiburu: «He crecido en este programa»

Anne Igartiburu: «He crecido en este programa»

Publicidad

A poco más de tres semanas de cumplir 21 años de emisiones ininterrumpidas, Corazón, el espacio de crónica social de La 1, cumple hoy 6.000 programas. Una cifra nada baladí en medio de una transición mediática marcada por la multiplicidad de cadenas, de espacios y de formas de consumir televisión. El programa que dirige Carmina Jaro presume de inagotable y de ser el más visto de la cadena –una media de cuota de pantalla por encima del 13%, con más de un millón y medio de espectadores diarios–, incluso por encima de los Telediarios y de algunos de los grandes formatos del prime time. “De repente no me he dado cuenta y estamos en 6.000, ese cifra es una barbaridad. Vamos a cumplir 21 años en julio, empezamos el 7 del julio de 1997 en el estudio 7. Es directo todos los días y no hemos parado salvo por alguna retransmisión deportiva concreta”, se congratula Anne Igartiburu, presentadora titular del espacio, que arrancó sus emisiones como un formato de reportajes dedicados al mundo del corazón.

Hace una década, “Corazón” asumió la franja horaria de los fines de semana que ocupaba Corazón, corazón, presentado por Cristina García Ramos, y solo por un periodo muy breve de tiempo, coincidente con los Juegos Olímpicos de Londres (2012) y en medio de una crisis económica que afectó a todos los medios de comunicación, el espacio solo se programó sábados y domingos con la presencia de Carolina Casado, suplente natural de Igartiburu, en el plató.

A lo largo de estas dos décadas, el programa, que varió su nombre en función de las estaciones del año, se ha reinventado y se ha adaptado a los cambios de la sociedad, como las redes sociales, una fuente de información que les permite cotejar la información sin recurrir a la fuente originaria. “Antes se utilizaban los medios para que los personajes contaran sus vidas y ahora las redes permiten a los personajes contar lo que ellos creen oportuno, con información gráfica incluida. Más que una competencia han servido de aliado para cotejar los datos”, señala la presentadora vasca.

Son muchas las noticias y los acontecimientos que han formado parte de esa escaleta diaria (de lunes a domingo), pero Igartiburu, que poco antes había estado al frente del espacio cultural El imperdible, recuerda de manera especial la cobertura de la muerte de Diana de Gales. “Estaba en Escocia de vacaciones y me mandaron a cubrir el fallecimiento de la princesa, primero a París para hablar del accidente, y después a Londres, solo con un cámara. Para mí fue una experiencia preciosa en medio de un acontecimiento muy triste porque no sabía muy bien dónde tenía que ir o qué hacer”, comenta emocionada. “He crecido en este programa. Por supuesto que he hecho otras cosas, como Mira quién baila y otras galas, pero miro hacia atrás y pienso: ‘es la mitad de mi vida haciendo esto’. Es una labor de equipo, formado en su mayoría por mujeres. Las redactoras que empezaron como becarias ahora son mis jefas y eso me hace mucha ilusión”, concluye la presentadora.

Publicidad