Jessica Brown Findlay se une al reparto de la adaptación de 'Un mundo feliz'

'Brave New World' cuenta la historia de una sociedad que ha logrado la paz estableciendo una serie de estrictas normas como la prohibición de la monogamia o el dinero.

Brown Findlay se pondrá en la piel de Lenina Crowne, una trabajadora de Beta Plus Hatchery
Brown Findlay se pondrá en la piel de Lenina Crowne, una trabajadora de Beta Plus Hatchery

Jessica Brown Findlay, junto a Alden Ehrenreich y Harry Lloyd, formarán el grupo de los protagonistas de “Un mundo feliz”.

La última incorporación en el reparto de la adaptación televisiva de 'Un mundo feliz' ha sido la de Jessica Brown Findlay, que junto a Alden Ehrenreich y Harry Lloyd formarán el grupo de los protagonistas. Brown Findlay se pondrá en la piel de Lenina Crowne, una trabajadora de Beta Plus Hatchery que se cuestiona su propia posición dentro de esta nueva sociedad.

Esta serie dramática, que prepara UCP y Amblin Television, está basada en la novela distópica de Aldous Huxley. Escrita por David Wiener, Grant Morrison y Brian Taylor, 'Brave New World' cuenta la historia de una sociedad utópica que ha logrado la paz y la estabilidad estableciendo una serie de estrictas normas como la prohibición de la monogamia, la privacidad, el dinero, la familia y la historia.

'Brave New World' se centra en contar la historia de Bernard Marx (Lloyd) y Lenina Crowne (Brown Findlay), ambos viven en Nueva Londres y nunca han conocido otra forma de vivir que no este basada en un estricto orden social, una sociedad dividida en grupos desde los Alfa, destinados a la dirigencia, hasta los Épsilon, diseñados para las tareas más peligrosas, además de una educación que consiste en la enseñanza durante el sueño.

Curiosos por conocer una vida más allá de las restricciones impuestas en Nuevo Mundo, los jóvenes escapan y se adentran en Tierras Salvajes donde tendrán que enfrentarse a grandes problemas. Pero Bernard y Lenina son rescatados por John el Salvaje (Ehrenreich), quien regresa con ellos a Nueva Londres, pero su llegada provoca un desequilibrio en su armonía utópica.