Telecinco mantuvo la mentira sobre la hija de Albano por los datos audiencia, según Mila Ximénez

La colaboradora de ‘Sálvame’ ha calificado de “estafa” la historia que durante semanas se abordó en todo tipo de programas de Mediaset, con Lydia Lozano como gran valedora

Mila Ximénez charla con Risto en ‘Chester’
Mila Ximénez charla con Risto en ‘Chester’

La colaboradora de ‘Sálvame’ la ha calificado de “estafa”

Risto Mejide abordaba, este domingo, desde su sofá la posverdad. Para ello, invitó a sentarse en su sofá chester a Mila Ximénez, colaboradora de ‘Sálvame’. La charla entre ambos fue un soberano rapapolvo a una importante parte del modelo televisivo de esa misma casa, Mediaset.

En los minutos que duró la charla, quedaron retratados programas bandera de Telecinco de la última década: ‘Aquí hay tomate’, ‘Salsa rosa’, ‘Sálvame deluxe’, ‘La noria’... “En ‘Sálvame’ sois la fábrica de posverdad de este país. Cada día, cuatro horas diarias fabricando posverdades”, llegó a afirmar Risto.

Ambos fueron repasando episodios de posverdad –o de mentiras, directamente- que habían protagonizado este tipo de programas de Mediaset. Mila admitió sin ningún tipo de titubeo el haber mentido para ganar dinero, contando historias falsas o, como ella mismo dijo, “verdad falseada”.

Un concepto que fascinó al entrevistador. “A veces, trabajamos con la verdad falseada”, admitía Mila. Estupefacto, Risto respondía: “¿La verdad falseada? Para que yo me aclare: es una noticia que ni se confirma ni se desmiente, pero gracias a la cual se pueden hacer muchas horas de televisión”. Es decir, el modelo ‘Sálvame’, que el propio Risto criticó en esta charla al a contar la encerrona que vivió al visitar el plató del ‘Deluxe’ para promocionar su chester y descubrir que se le iba a preguntar por su vida privada.

“La posverdad es una mentira que se está manteniendo por razones sentimentales... o de audiencia”, afirmó Risto este domingo en ‘Chester’. Precisamente sobre mentir a los espectadores por una mera cuestión de lograr más audiencia charlaron ambos poniendo como ejemplo el vergonzoso episodio en el que Lydia Lozano aseguraba tener pruebas de que la hija del cantante italiano Albano estaba viva.

“Es rigurosamente mentira que ella [Lydia Lozano] siguiera cualquier rastro”, espetó Mila a Risto, calificando todo aquello como “un fraude, una estafa”. Ximénez no solo apuntaba a Lydia Lozano como culpable de esta gran mentira mantenida durante semanas; también miró a la cadena: “¿Qué sucede con la posverdad de esto, Risto? Que dio tanta audiencia que ni unos podían parar –por la audiencia- ni ella [Lydia Lozano] podía parar por el protagonismo que le estaba dando todo esto [...] Porque hacíamos treinta y tantos y cuarentas [porcentajes de cuota de pantalla] y no estaban dispuestos a soltar el pez. Pero qué pasa, que cuando hay una noticia que funciona todo se retroalimenta... Yo imagino que habrá hasta más anunciantes”, reflexionó Mila Ximénez ante el silencio atento de Risto Mejide.

En definitiva, según la versión de Mila Ximénez, ni Lydia Lozano ni Telecinco podían poner fin al bulo de que la hija de Albano estaba viva pese a que no existía ni una sola prueba de que así fuese y pese a que el propio Albano lo negó taxativamente. “En otro país, [Lydia Lozano] estaría fuera, no tendría ninguna credibilidad. Fue una vergüenza total y absoluta”, afirmó Ximénez.

Tampoco salió bien parado otro mítico programa de Telecinco, ‘Crónicas marcianas’. En aquella mesa, Mila tuvo sus momentos de colaboradora estrella, siendo una de las etapas que más le han marcado... para mal: “Si pudiera borrar de mi vida los años de ‘Crónicas’, daría cualquier cantidad de dinero por borrarla. Para mí fue la colaboración más humillante; éramos como cerdos metidos en el corral: era todo insultar, a ver quién era más zafio y cruel. Jamás volvería a hacer un programa como este”.