Nace en el Bioparc de Valencia el primer cerdo hormiguero de España

Una cría de oricteropo o cerdo hormiguero nació el pasado lunes 14 de enero en el Bioparc de Valencia y se convirtió así en el primer ejemplar de esta especie africana que ha sido dado a luz en España.

Según ha informado el Bioparc en un comunicado, la cría, cuyo sexo todavía se desconoce porque no se aprecia a simple vista, se encuentra "en perfecto estado", crece "sana y fuerte"y está controlada constantemente por los cuidadores del parque.

Según el Bioparc, el oricteropo ("Orycteropus afer") es "una de las especies que más sorprenden a los visitantes"del recinto, algo que se explica "por su anatomía y peculiares características", puesto que tiene hábitos nocturnos, duerme durante el día y, al anochecer, sale de su madriguera en busca de alimentos.

Además, es el único representante vivo del orden "Tubulidentata", caracterizado por una estructura dental única en mamíferos: dientes sin raíces, compuestos por unas estructuras tubulares de dentina, particularidad que determina su dieta a base de hormigas, larvas de insectos y termitas, ha añadido el Bioparc.

De momento, la cría se encuentra fuera de la vista del público, pero se prevé que, si su evolución es positiva, se pueda contemplar en pocos días.

En cada gestación, de aproximadamente 240 días, los orictocepos suelen tener una cría, que se alimenta de día mientras la madre duerme, y durante las noches permanece sola en las grutas excavadas por su progenitora para que se encuentre protegida y a una temperatura cálida.

El equipo técnico del zoo valenciano ha preparado un dispositivo especial para prevenir accidentes o descuidos maternos, dado que, según han señalado, se han descrito casos con "graves consecuencias para el recién nacido".

Así, pese a que desde el Bioparc se ha destacado la actitud "atenta y protectora"de la madre, los cuidadores revisan el estado de la cría, la limpian, pesan, hidratan la piel y, en caso necesario, le aportan suero con glucosa, cuando la madre comienza su actividad en el exterior.

Asimismo, controlan la temperatura y humedad del ambiente cada tres horas, y cuando la madre duerme comprueban cada dos horas que se amamanta correctamente y, si es necesario, estimulan las mamas para facilitar la extracción de la leche.

La cría pesó 1,58 kilogramos al nacer y con dos semanas de vida ha alcanzado los 2,65 kilogramos; su padre, Charly, de 4 años, llegó al Bioparc en 2010 del Burger's Zoo de Arnhemy (Holanda), y su madre, Danny, de 8 años, que se trasladó en 2007 desde el Zoo Zahrada de Praga (República Checa).