Zimbabue descarta imputar al dentista que cazó al león Cecil

Las autoridades de Zimbabue no imputarán ningún delito al dentista estadounidense Walter Palmer, responsable de la muerte del león Cecil, porque contaba con los permisos oficiales necesarios para llevar a cabo la polémica caza. Así lo ha confirmado este lunes a los medios la ministra de Medio Ambiente del país africano, Oppah Muchinguri-Kashiri, que ha descartado abrir un juicio contra Palmer porque "tenía todos los papeles en orden". Podrá volver a Zimbabue como turista, aunque no como cazador.

Palmer, de 55 años y natural de Minesota, esgrimió precisamente los permisos obtenidos como eximente de responsabilidades. Asimismo, negó que tuviese constancia de que la pieza que iba a cazar era el león Cecil, un animal icónico del Parque Nacional Hwange.

En el banquillo sí se sentarán, en cambio, dos ciudadanos zimbabuenses acusados de atraer a Cecil fuera del Parque Nacional Hwange para facilitar su caza. Ambos han negado los cargos que se les imputan y que han terminado dando la vuelta al mundo.