¿Quieres disfrutar de un verano histórico?

Estambuel es una ciudad llena de contrastes, culturas, sonidos, colores, sabores, olores...
Estambuel es una ciudad llena de contrastes, culturas, sonidos, colores, sabores, olores...

Descubre algunos de los lugares más antiguos del mundo de la mano de Hoteles.com.

Con la llegada del verano también llega la eterna indecisión entre playa, montaña, campo... Hoteles.com, la web líder en búsqueda y reservas de alojamiento, ha seleccionado las ciudades que cuentan con más edificios históricos con el fin de proponerte un verano diferente en el cual además de divertirte, aprenderás aspectos culturales que harán de tus vacaciones una experiencia inolvidable.

Atenas, Grecia


Grecia está considerada como la cuna de la civilización moderna. La primera mención de Atenas data del siglo XV antes de Cristo, es difícil imaginar cuántas cosas se han construido, destruido y reconstruido desde entonces. El monumento arquitectónico más famoso de Atenas es la Acrópolis, que es, literalmente, la ciudad alta que estaba presente en la mayoría de las ciudades griegas, con una doble función: defensiva y como sede de los principales lugares de culto. Nada menos que un edificio histórico es el Templo de Zeus Olímpico, el más grande de Grecia, que fue construido desde el siglo VI al siglo II antes de Cristo. Los amantes de la historia también deben visitar Plaka - el barrio más antiguo de Atenas, donde se entrelazan las épocas y se pueden encontrar tanto antigua como moderna vida urbana.

Jerusalén, Israel


Jerusalén es una de las ciudades más antiguas del mundo. La primera mención de Jerusalén data del siglo IV antes de Cristo. Ahora Jerusalén es la moderna y desarrollada capital de Israel, donde se pueden ver majestuosos edificios históricos conservados desde el tiempo inmemorial. La visita obligatoria de la ciudad es el Muro de las Lamentaciones, conocido como el sitio más sagrado del judaísmo. Representa los restos de las estructuras de soporte de Herodes el Grande para fortalecer el Monte del Templo, donde estaba el Segundo Templo de Jerusalén que fue destruido en el año 70 DC. Otro gran edificio histórico en Jerusalén es la Iglesia del Santo Sepulcro, el santuario más sagrado del cristianismo, que fue construido en el año 325 DC. Por otro lado, La Torre de David (Ciudadela de David), una fortaleza construida en el siglo II antes de Cristo, es ahora el Museo de la Historia de Jerusalén.

Praga, República Checa


Praga es y ha sido uno de los mayores centros turísticos de Europa durante muchos años. Una parada casi obligatoria para aquellos que visiten la ciudad es la Ciudad Vieja, el punto turístico más popular en Praga. En la pared sur del ayuntamiento de la Ciudad Vieja, se encuentra el famoso Reloj Astronómico de Praga. Cuenta la leyenda escrita por Alois Jirasek que el mecanismo del reloj fue construido por el maestro Hanus. Los ediles cegaron al maestro Hanus para que no pudiera hacer una réplica del reloj. Construido en 1410, este reloj está considerado como uno de los símbolos históricos de Praga. Otro impresionante lugar que se encuentra en la ciudad es el Castillo de Praga, construido en el siglo IX. Almenas y torres amuralladas, que se puede comparar con el Kremlin de Moscú, además ahí también se encuentra la residencia del Presidente de la República Checa.

Estambul, Turquía

Estambul es la ciudad más grande de Turquía y cuenta con numerosos edificios historicos.

Sultanahmet es plaza principal de Estambul y donde se concentran la gran mayoría de atractivos turísticos de esta ciudad. Los dos monumentos arquitectónicos más históricos de Turquía son la Mezquita Azul y Santa Sofía. Santa Sofía o como la llaman los turcos, Ayasofya, es una de las obras maestras del arte bizantino. Inicialmente se trataba de una iglesia ortodoxa, pero en el siglo XV se convirtió en una mezquita musulmana. Después de pasar una restauración completa por orden de Mustafa Kemal Ataturk, fundador de la república Turca, en febrero de 1935, fue inaugurada como museo.

Frente a la iglesia de Santa Sofía se encuentra la Mezquita Azul, uno de los símbolos de la ciudad. Fue construida en 1616 y su sorprendente belleza atrae a miles de turistas todos los años.