“Apadrina un independentista”: un proyecto para enviar banderas nacionales a sedes separatistas

Tras comprar un distintivo de España, se enviará otro similar a una entidad afín a la secesión.

Imagen del Twitter de la cuenta
Imagen del Twitter de la cuenta

Tras comprar un distintivo de España, se enviará otro similar a una entidad afín a la secesión.

“Queremos contrarrestar los símbolos independentistas con Banderas de España, símbolo constitucional de nuestro país, al que estamos orgullosos de pertenecer”. Con esas palabras saca pecho el proyecto “Apadrina un independentista”, el cual envía una enseña nacional a una sede secesionista cada vez que un particular adquiera una para sí mismo. Así, el objetivo de esta página web es “llegar a los buzones de los partidarios a la independencia, dando opción a todos los españoles a manifestar su apoyo a su país, demostrando que son una mayoría abrumadora”.

El proyecto es, ante todo, pacífico, como indican en el siguiente párrafo: “colaborar con este proyecto es una oportunidad de manifestarse de manera sencilla, fácil y respetuosa”. ¿Provocativa? Puede entenderse como tal, desde luego, pero la violencia brilla por su ausencia. Y el modus operandi no puede ser más sencillo para un particular: adquiere un producto y se desentiende de lo demás, pues de ello se encarga la empresa distribuidora.

Los precios para ser un padrino (así se denominan) oscilan entre rangos muy distanciados entre sí; la tarifa más asequible son 9,99 euros, la cual enviará una bandera a quien la solicite y otra a una de las más de 50 sedes secesionistas que tienen ubicadas; la siguiente son 19,99 euros y envía cuatro estandartes, dos para el comprador y dos para los independentistas; y luego hay tarifas algo disparatadas, de 25.000 y de 500.000 euros.

Actualmente, ya son 107 los padrinos contabilizados y 37 las amenazas de muerte recibidas por enviar las enseñas a las instituciones separatistas. Por si puede parecer algo provocativo, esta asociación anónima también cuenta con una tienda donde se pueden comprar tazas (9,99 euros), gorras (14,99 euros) y camisetas (19,99 euros).