martes, 27 junio 2017
09:16
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

El Gobierno destina el 53,5% del Presupuesto a fines sociales

  • Las cuentas públicas de 2016 dotan 188.130 millones de euros para pagar pensiones, prestaciones por desempleo y otros gastos

  • Las comunidades recibirán 10.324,5 millones adicionales, un 8,7% más

  • La previsión de desembolsos no financieros desciende un 3% gracias a los ahorros en prestaciones por desempleo y deuda pública

  • Los ingresos tributarios crecerán un 4%, hasta los 193.520 millones

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro
Efe

El Gobierno presentó ayer las líneas maestras de los últimos Presupuestos Generales del Estado (PGE) de la Legislatura, unas cuentas públicas de las que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, enfatizó ayer su «marcado carácter social». Para explicar esta definición, Rajoy explicó que, de cada 100 euros de gasto, 39 irán destinados al pago de pensiones, otros siete a prestaciones por desempleo y políticas laborales activas y otros ocho euros, a gastos sociales.

Las cuentas públicas registrarán un alza del gasto social del 3,8%, añadió Rajoy, que completó el desglose de los PGE con otros 14 euros para aportaciones a las comunidades autónomas» y otros 10 para pagar los intereses de la deuda pública. Con este «esqueleto» de gasto público, el Ejecutivo pretende dar un espaldarazo a su candidatura a unas elecciones generales en las que su principal argumento para convencer a los votantes es la recuperación económica.

Así, los PGE para el año que viene contarán con una dotación para operaciones no financieras de 157.191 millones de euros, un 3% menos que este año, gracias a los ahorros en prestaciones por desempleo y en intereses de la deuda. Rajoy argumentó que los ahorros de gasto público procederán el año que viene «de la recuperación económica, no de nuevos recortes».

La «bandera» del Ejecutivo en los PGE, el gasto social, absorberá 188.130 millones de euros, un 3,8% más, y copará el 53,5% del total. El presidente del Gobierno detalló que este alza relevante es posible por los menores gastos en prestaciones por desempleo (ahorro previsto de 5.479 millones por el alza del empleo) y por la caída de la partida de intereses de la deuda (rebaja de los rendimientos de bonos y Letras del Tesoro).

El presidente explicó además que el techo de gasto se reduce cerca del 4%, en 5.600 millones de euros, que suponen un ahorro relevante gracias a la recuperación de la economía.

Lo que aumentará sensiblemente (un 4,9%) es el capítulo de gastos de personal. Rajoy confirmó ayer que los funcionarios de la Administración General del Estado (AGE) tendrán un alza salarial del 1% después de cinco años de congelación de sueldos. Además, el Gobierno pretende devolver este año otro 25% de la extra suprimida en 2012, mientras que el 50% restante lo percibirán el año que viene.

Rajoy destacó que el Ejecutivo busca devolver a este colectivo, formado por más de 2,5 millones de trabajadores, los «esfuerzos» realizados durante la crisis. Con estas medidas, el gasto en personal de la AGE ascenderá hasta los 16.839 millones de euros, un 8,8% del total del presupuesto no financiero del Estado.

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calcularon ayer que la subida salarial del 1% que el Gobierno aplicará a los empleados públicos en 2016 y la devolución de la paga «extra» mejorará su capacidad adquisitiva en un 2%. El colectivo explica en un comunicado que este 2% es la diferencia entre la pérdida acumulada de poder adquisitivo desde el inicio de la crisis hasta este año, que asciende al 17,4%, al 15,4% en 2016.

Rajoy también destacó que los PGE de 2016 recogerán un aumento del 8,7% en las transferencias de liquidez a las comunidades autónomas (CC AA). En concreto, el presidente del Gobierno se refirió al aumento de 7.455,5 millones de euros, cifra a la que Hacienda añade los ahorros en intereses de la deuda, que serán de 2.869 millones gracias al Fondo de Facilidad Financiera (FFF). En total, las cuentas públicas para el año que viene reflejan que las autonomías dispondrán de 10.3245,5 millones «extra».

Rajoy recordó que el año pasado más de 13 millones de españoles recibieron algún tipo de renta de protección social. Además, el presidente del Gobierno apuntó que los presupuestos serán desglosados el 4 de agosto (el próximo martes) en el Congreso de los Diputados y reiteró que las cuentas públicas son un «claro apoyo» al crecimiento y la transformación de la economía, a través de partidas de fomento del empleo, ayuda a dependencia y a familias, y a través del Plan CRECE que buscará mayores inversiones en fomento del empleo y del I+D+i.

Empleados públicos

Alza salarial del 1% y «extra» completa a final de año

Los más de 2,5 millones de empleados públicos de la Administración General del Estado (AGE) disfrutarán el año que viene de un alza salarial del 1% y cobrarán al final del año el 100% de la paga «extra» suprimida en 2012. El Gobierno les devolverá un 25% adicional este año y el 50% restante se lo reintegrará a lo largo del próximo ejercicio. Con esta medida, que tendrá un coste de 793 millones, el capítulo de gasto de personal ascenderá a 16.839 millones de euros, un 4,9% por encima de los 16.046 millones presupuestados para el presente ejercicio.

Prestaciones contributivas

Subida del 0,25% en las pensiones para 2016

El Gobierno valoró hacer un «guiño» a los pensionistas para lograr un mayor respaldo electoral en las próximas elecciones generales, pero finalmente se ciñó a su proyecto de desindexación de las pensiones y fijó en el 0,25% la subida de las prestaciones. Los Presupuestos Generales del Estado para 2016 destinarán más de 188.000 millones de euros a gasto social, un 3,8% más que los destinados en 2015 a la misma partida. El Gobierno aprovechará los ahorros en prestaciones por desempleo e intereses de la deuda para destinar más capital a fines sociales.

Políticas activas

La creación de empleo ahorra 5.479 millones

El Ejecutivo prevé una creación de más de medio millón de empleos el año que viene, gracias a la recuperación económica, una circunstancia que generará ahorros sustanciales de gasto público al Estado. En concreto, los Presupuestos de 2016 destinarán 5.479 millones de euros menos que en 2015 a prestaciones por desempleo, una partida que ascenderá a 19.821 millones. Esta previsión se ha realizado con una tasa de paro media del 19,7% durante el año y un alza en la creación de empleo del 3% al final del ejercicio.

Ver a pantalla completa

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1