domingo, 15 enero 2017
19:12
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

«Los jóvenes no somos "ninis"»

«Los jóvenes no somos "ninis"»
Gabriel Galíndez

La imagen pública de "generación perdida" o "ninis" no encaja con el concepto que los jóvenes españoles tienen de sí mismos, para los que el capital social más valioso son los amigos, una prioridad que está por encima de la vida en pareja o de tener hijos. Estas son algunas de las conclusiones del estudio "¿Qué quieres hacer con tu vida?", una investigación realizada mediante 60 entrevistas en profundidad a hombres y mujeres de entre 21 y 30 años de todo el país, que dio lugar a una posterior encuesta a una muestra aleatoria de 2.000 jóvenes.

Para ello, en junio del pasado año, cinco jóvenes profesionales del mundo de la sociología, el periodismo y la producción audiovisual se subieron a una autocaravana y recorrieron miles de kilómetros con una pregunta abierta y una cámara y un micrófono. Con el material recogido se ha elaborado el informe y se ha grabado un documental, que han sido presentados hoy por los responsables del proyecto: Quiero salvar el mundo haciendo marketing, Two Much y Global Shapers Madrid.

Todas las entrevistas revelaron que hay cuatro pilares fundamentales para los jóvenes: familia (origen), educación, ocupación laboral y relaciones y este último es del que no podrían prescindir. Unas relaciones de "conectividad" que, según el sociólogo Luis Miguel Barral, de Two Much, "danzan entre el yo y el nosotros", lo que supone "un gran hallazgo". "Es una generación conectada, que lleva a decir a uno de los entrevistados que 'donde hay un amigo, hay un puerto'".

"Principal tesoro"

Para los jóvenes, los amigos son su "principal tesoro". De hecho, para el 58% disfrutar de las amistades es su principal prioridad y una prioridad para el 28%, aunque no sea una de las principales. El concepto inactivo o parado no entra en el lenguaje de los jóvenes. "No hay 'ninis', no los hay como concepto", ha señalado Barral, quien ha explicado que "el joven está activo, ya sea en su formación, en su ocupación o en su búsqueda de empleo".

Dos tercios tienen algún tipo de ingreso económico: el 37% desempeña una ocupación laboral que le permite ser independiente económicamente y un 27% realizan actividades remuneradas pero no le dan esa independencia. Aquellos que tienen un trabajo que les apasiona, que necesariamente no va aparejado a la remuneración, se sienten significativamente más felices. Los entrevistados ven más positivo su propio futuro personal que el de su generación. Un 44,8% ve su futuro "más bien positivo" y un 12,1% lo ve "claramente positivo".

Reconocen mayoritariamente a sus progenitores como impulso (56,4%), si bien señalan como principal asignatura pendiente de sus padres que no les han ayudado a descubrir qué quieren hacer son su vida. El estudio desvela un punto de vista bastante crítico sobre el sistema educativo, especialmente en el ámbito universitario. Tres cuartas partes de los que han pasado por la universidad no han encontrado profesores que les hayan dejado huella.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs