“Estupro culposo”: La escandalosa absolución de un empresario que violó a una influencer en Brasil

El fiscal aludió a una figura legal no reconocida por el ordenamiento jurídico para que no pudiera ser condenado y el juez la aceptó

Mariana fue violada pero la justicia ha absuelto al agresorInstagramLa Razón

La Justicia de Brasil ha absuelto a un empresario que estaba acusado de violar a una influencer y modelo. Los hechos se produjeron en 2018 cuando André de Camargo Aranha y Mariana Ferrer, de 23 años, coincidieron en una fiesta en Santa Catarina, en la ciudad de Florianápolis. Poco después, Ferrer denunció al empresario por abusos sexuales y el juicio ha determinado que Aranha es inocente.

El caso ha causado una gran indignación en Brasil porque el fiscal mantuvo que no había forma de que el empresario supiera, durante el acto sexual, que la joven no estaba en condiciones de consentir en la relación por estar drogada y bajo los efectos del alcohol, por lo que no había intención de violar, es decir, que se trataba de un “estupro culposo”, una figura jurídica que no existe en el ordenamiento brasileño pero que el juez aceptó. Como nadie puede ser condenado por un delito que no existe, el caso de Aranha fue sobreseído.

Según informó el medio local The Intercept". que accedió a la resolución judicial dictada el pasado mes de septiembre, el caso ha estado rodeado de polémica y sospechas desde el primer día, con un continuo cambio de los fiscales, la misteriosa desaparición de pruebas o los constantes cambios en la versión de los hechos del imputado.

De hecho, Aranha había sido condenado en primera instancia por “violación de una persona vulnerable”, debido a que la víctima se encontraba bajo los efectos de drogas y alcohol, y no podía dar su consentimiento ni defenderse del ataque. Tras la renuncia del fiscal que llevaba el caso, fue retomado por su “colega” Thiago Carriço de Oliveira, que fue el que recurrió al “estupro culposo” que ha acabado en la absolución del acusado.

Además, el abogado de Camargo Aranha, Cláudio Gastão da Rosa Filho, aprovechó el juicio para atacar a la denunciante, de la que dijo que su cliente “nunca tendría una hija como ella”, a quien acusó de “inventarse la denuncia para ganar seguidores en Instagram”.

Los hechos se remontan a 2018 en el Café de la Musique, en Jurerê Internacional, en Florianópolis. Mariana, tenía 21 años, y en las imágenes del las cámaras de seguridad del club de playa se podía observar cómo le costaba caminar por sí misma y que tenía que ser ayudada por Aranha. Seis minutos más tarde, se ve a la modelo descender por el mismo sitio, seguida de Aranha. La policía solicitó las grabaciones mesdes después de que comenzaran las investigaciones pero las imágenes ya no existían porque según afirmaron desde el club el dispositivo de almacenamiento borró las imágenes cuatro días después, como hace siempre, de manera automática. A pesar de que el club tenía repartidas en 37 cámaras de seguridad por las instalaciones, no fue posible recuperar ni una sola imagen de esa noche. Aun así, uno vídeo que fue filtrado y que se viralizó en internet fue el único que pudo ser incluido en el proceso.

Mariana declaró ante la policía que tuvo un lapso de memoria y que cree que estaba drogada. La única bebida que ella había pedido era una copa de ginebra. Pero no se sentía bien, estaba mareada y no era muy consciente de lo que le ocurría. Mariana llegó virgen a la fiesta y Aranha acabó con esa situación, contra su voluntad. Y quedó acreditado por los forenses.

Pero no sirvió de nada. Las investigaciones transcurrían pero Mariana veía que estaban ocurriendo cosas extrañas y decidió hacer público el caso en mayo del año pasado, para tratar de presionar y lograr que avanzara el caso. El problema es que batallaba contra un representante de futbolistas y empresario muy conocido en el mundo artístico y eso no facilitaba las cosas.

Finalmente, pasó lo que más temía Mariana. El empresario fue absuelto y ella tuvo que soportar todo tipo de acusaciones durante el juicio. Ahora que se han conocido la sentencia, se la levantado una gran polvareda y han sido muchos los que ha dado la cara para protestar contra la actuación judicial.

Varios famosos salieron en defensa de la modelo, entre ellas la modelo Rafa Kalimann, que además es embajadora de la ONG Misión África y Madrina del Hospital de Cáncer de Goiás. Kalimann publicó una foto suya de espaldas, desnuda en que denunciaba la conclusión de la sentencia: “Él no quiso violarla. ¿Eh? ¿Esto existe? ¿Cuántos? ¿Cuántas veces? ¿Cuántas veces más? ¿Cuántos otros miedos? ¿Cuántos otros ataques? ¿Cuántas otras violaciones ‘involuntarias’? ¿Cuánto tiempo tenemos? Quizás ninguno. No es posible que este miedo continúe. ¿Cuántos esconden violaciones o agresiones por miedo a denunciarlo y que nadie les crea?", dijo Rafa Kalimann.

Otras modelos y cantantes secundaron la denuncia como Bruna Linzmeyer, Fernanda Lima, Deborah Secco o la interprete Anitta, que dijo “Mariana Ferrer, admiro tu valentía de una manera que ni siquiera puedes imaginar". “¿Crees que es posible violar sin querer? ¿Violación culpable es el acto de violar a alguien sin intención de violar o de juzgar a alguien sin la intención de condenar?”, escribió Bruna Linzmeyer.

"La violación culpable no existe. No puede ir a la corte como víctima y salir como culpable. Mariana Ferrer, estoy contigo. Buenos hombres, esta pelea también es suya “, afirmó Fernanda Lima.
Además del foco en Mariana y la absolución de André, la víctima también fue humillada por el abogado del empresario, quien afirmó que ella “vivía de ello” [de la visibilidad que ganó con el caso], y que él no quería “tener una hija”. como ella”.

­