Moreno garantiza que Andalucía hará de «contrapeso al desvarío»

Cree que el acuerdo de PSOE y Podemos para formar gobierno abre un escenario «incierto» que puede ralentizar la economía

12-11-2019 Juanma Moreno preside el Comite Ejecutivo del PP-A 


Foto Manuel Olmedo
12-11-2019 Juanma Moreno preside el Comite Ejecutivo del PP-A Foto Manuel Olmedo FOTO: Manuel Olmedo La Razón

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, advirtió ayer de que el «gobierno Frankenstein» que formarían PSOE y Unidas Podemos «atacará a Andalucía», aunque garantizó que la comunidad será «contrapeso a las políticas de desvarío» de estos dos partidos. En su intervención en el Comité Ejecutivo Autonómico del PP-A celebrado tras las elecciones generales, Moreno avisó de que el nuevo Ejecutivo central pretenderá hacer «una enmienda a la totalidad» a las políticas del Gobierno andaluz, formado por PP y Ciudadanos con el apoyo parlamentario de Vox.

Moreno criticó que también vaya a ser un «gobierno Drácula» que quiera «chupar la sangre en términos impositivos» y cuestionó si se van a revisar los impuestos cedidos a las comunidades para volver a cobrar el impuesto de Sucesiones en Andalucía, a la vez que se preguntó qué pasará con la financiación autonómica.

El presidente andaluz afirmó que desde Andalucía defenderán los intereses de la comunidad «con uñas y dientes», tanto en materia de financiación como en autonomía fiscal para bajar impuestos. El compromiso del PP-A es «proteger a los andaluces» de la «inestabilidad general que algunos quieren imponer», ya que Moreno cree que se abre un escenario «complejo y cargado de incertidumbre» que puede ahondar también en la ralentización económica por las recetas «trasnochadas» de Podemos.

«La investidura que está construyendo Sánchez va en contra de los intereses generales de los españoles y del sentido común», señaló, emplazando al PSOE andaluz a aclarar si también van a «abrazar» a Adelante Andalucía en la comunidad y si van a aceptar todas las propuestas que «no se quieren desvelar».

Moreno puso en duda qué «cesiones» se van a hacer a los independentistas catalanes o al PNV para conseguir su apoyo y preguntó si Andalucía será uno de los territorios que van a ser «claramente perjudicados» por tener «un gobierno del cambio».

Sobre el resultado electoral, consideró que «consolida» al PP como «referente» de la sociedad española y andaluza, con un «salto adelante» en seis meses, que en la comunidad ha tenido «un papel relevante» con un 11 por ciento más de votos que en abril.

Igualmente, recordó al PSOE, que salió «festejando» el resultado, que el bloque de centroderecha ha ganado en Andalucía al de centroizquierda, algo que no había pasado el 28 de abril, lo que «supone un cambio más que significativo».

La consigna es separar los resultados electorales de la acción de gobierno y, especialmente, rechazar que la caída estrepitosa de Ciudadanos afecte a la estabilidad del Ejecutivo autonómico. En este sentido, el vicepresidente de la Junta y líder de Cs en Andalucía, Juan Marín, aseguró que «en absoluto» la importante pérdida de votos y escaños que ha sufrido su partido tendrá consecuencias en la Junta, al tiempo que responsabilizó al PSOE del ascenso de Vox. Marín señaló que las elecciones nacionales «nada tienen que ver» con una elecciones autonómicas o municipales ni su resultado tiene por qué afectar a los pactos que existen en comunidades autónomas o en ayuntamientos entre PP y Cs. «Tenemos una situación envidiable y vamos a mantenerla», señaló el vicepresidente.