Aguirre insta a evitar bulos y a transmitir mensajes «claros» sobre el coronavirus

El Sindicato Médico de Málaga alerta de «sobrecarga» en los centros de salud de la Costa del Sol

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, alertó ayer contra el miedo, como lo ocurrido en Barcelona con la suspensión de la cumbre internacional de móviles, y los bulos sobre el coronavirus, abogando por transmitir a la población «mensajes claros y veraces». En comisión parlamentaria para informar sobre las medidas adoptadas por la Junta ante el coronavirus, Aguirre aseguró que Andalucía está «preparada» para hacer frente a esta epidemia, de la que hasta ahora no se ha confirmado ningún caso, si bien ha habido algunos sospechosos que dieron negativo.

Para evitar crear alarma social la Consejería no ha informado de los casos sospechosos que dieron negativo y, si se detecta algún caso positivo en Andalucía, será el Ministerio de Sanidad el encargado de dar la primera información y después la asumirán las consejerías de cada comunidad autónoma.

De esta forma, el consejero puso en valor la lealtad institucional con el Ministerio y la coordinación «perfecta y fluida», y garantizó que Andalucía cuenta con los equipos de protección correctos, que son los recomendados por la Organización Mundial de la Salud, como guantes, batas y mascarillas, para hacer frente a este tipo de virus. Todos los partidos del arco parlamentario valoraron la gestión de la Consejería en relación al coronavirus, como la adopción de los protocolos, de acuerdo con el Ministerio, la formación de los profesionales, la información a la población, la creación de un grupo asesor de seguimiento y la designación de tres hospitales de referencia, entre otras actuaciones.

De otro lado, en relación al balance de las urgencias hospitalarias, redujeron su afluencia un 3,4 por ciento durante la última semana –del 5 al 11 de febrero–, tras registrarse un total de 80.792 asistencias frente a las 83.633 detectadas en la semana anterior. El gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán, reiteró «el compromiso de los profesionales para conseguir una atención integral y de calidad a los pacientes» y les agradeció «su excelente trabajo y colaboración».

Sin embargo, las críticas no cesan, especialmente en el ámbito de la atención primaria. El Sindicato Médico de Málaga denunció «sobrecarga» en los centros de salud de la Costa del Sol, donde la «falta de sustituciones» son la tónica habitual en una zona que multiplica su población en determinados periodos del año. Por tanto, exigió a la Junta «más inversión» en este ámbito.